Público
Público

Los nervios afloran a unas horas de conocer la Capital Cultural Europea 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A unas horas de que un jurado designe entre seis ciudades españolas la que será Capital Europea de la Cultura 2016, los nervios afloran en las delegaciones de Segovia y Zaragoza, las últimas en presentar sus proyectos después de que ayer lo hicieran Burgos, Córdoba, Donostia-San Sebastián y Las Palmas.

A primera hora de la mañana, la delegación de Segovia, encabezada por su alcalde Pedro Arahuetes, acudía al Museo del Traje, en Madrid, donde, desde ayer, las ciudades iniciaron un proceso de presentación de proyectos ante un Comité de Selección, que está evaluando los trabajos para que a las cinco de la tarde un jurado dé a conocer la nominación definitiva.

Las seis candidatas han preparado en las principales plazas de sus ciudades pantallas gigantes para seguir en directo las ceremonia, seguimiento al que se han sumado las páginas web creadas para este evento.

En declaraciones a los medios, tras la presentación del proyecto de Segovia, su alcalde se ha mostrado convencido de que será el nombre de su ciudad el que esta tarde pronuncie el jurado porque, según ha dicho, han sabido transmitir la imagen de "slow city", una pequeña ciudad europea, en la que tiene gran peso la cultura.

Arahuetes, que se ha mostrado satisfecho por la acogida que ha tenido el proyecto, ha destacado la exposición que ha sido eminentemente creativa, al contar con la participación de la compañía de teatro "Nao D'Amores" que ha sacado a escena el cristo de los Gascones.

El alcalde ha comentado que el jurado ha sabido apreciar el avance realizado por la ciudad, desde septiembre de 2010, y ha destacado que el proyecto busca el bienestar de las personas por medio de una ralentización del ritmo de vida.

Zaragoza ha cerrado la ronda de exposiciones de proyectos y su alcalde, Juan Alberto Belloch, ha dicho que "gane o no Zaragoza la Capitalidad Cultural", la ciudad continuará con su estrategia cultural 2010-2020 y ha subrayado que "pase lo que pase", todo esto es bueno para la urbe.

Belloch ha reconocido que aunque llevan muchos meses trabajando, este último acto "es el más emocionante" porque se acerca la final, y se verá si la recompensa para Zaragoza es "total o parcial".

El alcalde ha reconocido tener "muchos nervios" que irán aumentando, ha dicho, según se acerque la tarde, momento en que se conocerá la designación final.

Belloch ha explicado que la ciudad ha basado su estrategia en la "participación y la utopía" y ha ahondado en la importancia de la participación en un momento en que "Europa tiene problemas y bolsas de ciudadanos que no se sienten representados en las instituciones".

En cuánto a la utopía, el alcalde socialista ha comentado que "Europa es la única utopía realizable en el siglo XXI".

En Zaragoza, sea cual sea el resultado, hay convocada una fiesta en el Club Naútico, situado a orillas del Ebro, a la que han sido invitados artistas y personalidades que han participado en la candidatura.

Esta tarde, en el auditorio del Ministerio de Cultura, la ministra Ángeles González-Sinde y el presidente del jurado de la Capitalidad Cultural 2016, Manfred Gaulhofer, presidirán la ceremonia donde se anunciará la ciudad elegida, tras varios años de trabajo.