Público
Público

Nestlé niega las acusaciones de Arabia Saudí sobre la melamina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Arabia Saudí informó el miércoles de que había descubierto altas concentraciones de melamina, un químico industrial, en leche en polvo producida por una fábrica de Nestle en China, pero el grupo alimentario más grande del mundo negó estas informaciones.

así como en cualquier parte del mundo - son absolutamente seguros para su consumo. Ningún producto Nestlé está hecho con leche adulterada con melamina", declaró Nestlé en un comunicado.

La Autoridad de Alimentos y Medicamentos de Arabia Saudí afirmó en su página en Internet (www.sfda.gov.sa), que había encontrado altas concentraciones del químico industrial en productos vendidos en el reino, y advirtió a los consumidores de que podrían ser dañinos para la salud.

Arabia Saudí dijo que encontró la melamina en paquetes de 400 gramos de leche en polvo Nesvita pro-Bones, de un lote producido el 6 de mayo de 2008 en una planta de Nestlé en China. Las autoridades advirtieron que el producto no debe ser consumido por nadie, sea cual sea su edad.

Agregó que halló también concentraciones de melamina perjudiciales para el organismo en otros tres lotes de la misma marca, en paquetes de 900 y 1.800 gramos, que fueron fabricados el 19 de noviembre de 2007 y el 25 de febrero de 2008.

La agencia además encontró rastros de melamina en una crema de chocolate identificada como "Apollo", hecha por la malasia ApolloFood Industries el 5 de junio de 2008, según la web.

Pero la compañía suiza descartó que alguno de sus productos haya sido producido con leche con melamina y que sus pruebas demostraban que los productos de Arabia Saudí cumplían las normas de la Organización Mundial de la Salud.

En China ya han muerto seis bebés por tomar productos lácteos con melamina y otros 294.000 fueron afectados.

La melamina es un componente industrial que se encuentra en los plásticos y que se usa para esquivar las pruebas de contenido proteico que realiza el Gobierno.

El escándalo provocó prohibiciones y profundas revisiones de la leche y los alimentos de China en una docena de mercados de exportación, y se encontró melamina en todo tipo de productos, desde chocolates hasta comida para mascotas.

Este mes, Estados Unidos lanzó una alerta de importación para los productos alimenticios chinos, lo que frena los alimentos en la frontera a menos que los importadores puedan certificar que están libres de aditivos lácteos o de melamina.