Público
Público

Netanyahu se niega a frenar la colonización

EEUU asegura que las negociaciones están avanzando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos días de intensas negociaciones no han logrado arrancar al primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, el compromiso de prorrogar la moratoria a la construcción en los asentamientos cuando se agote a finales de este mes. El jefe del Gobierno israelí comunicó al presidente palestino, Mahmud Abás, que el cese a la construcción en territorio ocupado finalizará en dos semanas y no será prolongado, informaron tras el maratón de encuentros en Jerusalén los medios israelíes.

El llamamiento reiterado de EEUU a que se prolongue la moratoria no parece haber tenido efecto en Netanyahu, que se obstina en compatibilizar el proceso de paz con el avance del proyecto colonizador.

Los dos líderes 'están abordando de frente los asuntos que están en el centro del conflicto israelí-palestino' y 'no están dejando los asuntos difíciles para el final', explicó el mediador estadounidense, George Mitchell, que lo interpretó como un 'potente indicador de que la paz es posible y de su deseo de alcanzar un acuerdo'. Mitchell habló vagamente de 'avances' en la disputa de los asentamientos, pero no concretó en qué sentido.

La reunión de Netanyahu y Abás en la residencia oficial del primero sigue a la infructuosa reunión del martes en la localidad egipcia de Sharm El Sheij. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, tuteló también este segundo encuentro. Se entrevistó con los dos líderes por separado antes de sentarse a la mesa con ambos y se reunió además con los principales dirigentes israelíes: el presidente, Simón Peres, y los titulares de Defensa y Exteriores, Ehud Barak y Avigdor Lieberman. Hoy viajará a Ramala para encontrarse con autoridades palestinas.

Clinton insistió en proyectar optimismo y prometió a unos y otros que EEUU 'estará a su lado a la hora de tomar decisiones difíciles'. Aunque reconoció que hay obstáculos importantes y que la desconfianza lo llena todo, se mostró segura de que 'este es el momento y estos son los líderes'. La paz, afirmó, 'es necesaria y posible', puesto que mantener el statu quo en la región a largo plazo es 'insostenible'.

Pese a las buenas palabras, el encuentro de dos días no ha servido para anunciar ni un avance en torno a las disputas clave del conflicto ni una solución al más inmediato problema del inminente reinicio de la ampliación de las colonias judías en Cisjordania.

Tanto Abás como Netanyahuse negaron ayer a hacer declaraciones: ambas partes se han comprometido firmemente con la confidencialidad que exige Washington para evitar que cualquier filtración descarrile el delicado proceso de paz.

Ajenos a las sonrisas, apretones de manos y buenas palabras de los líderes, las fuerzas contrarias al diálogo no se quedaron cruzadas de brazos. Milicianos en Gaza lanzaron varios cohetes y proyectiles de mortero contra Israel, mientras los colonos se manifestaron fuera de la residencia del jefe del Gobierno durante el encuentro tripartito para exigir a Netanyahu que no renueve la moratoria.