Público
Público

Neven Spahija reconoció que fue un partido "difícil y muy duro"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El croata Neven Spahija, preparador del Tau Cerámica, aseveró, al término del primer choque de cuartos de final de la Euroliga saldado con un triunfo de su equipo por 74-66, que la victoria llegó tras un partido "difícil y muy duro".

"Pienso que el Tau ganó esta vez con la máxima ventaja de ocho puntos, cuando el Axa-FC Barcelona perdió ante el Maccabi en Tel Aviv y el Olympiacos dio la gran sorpresa al ganar de dos puntos en Moscú al CSKA", explicó el entrenador de Sibenik (Croacia).

El equipo vitoriano viajará esta misma noche desde Vitoria hasta Belgrado, en un vuelo especial, para tener más descanso en la capital de Serbia y esperar allí el segundo partido de la serie de cuartos de final previsto para este jueves (Pabellón 'Pionir', 20:00 horas).

"Hoy ganamos este primer encuentro con una buena personalidad, sin un buen tiro a canasta, pero con una gran defensa", añadió Neven Spahija.

El montenegrino Dusko Vujosevic, responsable del banquillo del Partizán de Belgrado, dijo, en su turno, que esperan mejorar "mucho" en el choque de este jueves en su cancha, para intentar que "la serie no se acabe allí" y así "poder volver una vez más a Vitoria" a mediados de la próxima semana.