Público
Público

Nicholas Payton impregna de blues el Festival de Jazz de Granada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El segundo de los conciertos del Festival de Jazz de Granada presentó anoche en solitario al trompetista de Nueva Orleans Nicholas Payton, que impregnó de blues un concierto en el que practicó un clasicismo no exento de virtuosismo.

Pese a sus coqueteos con los sonidos contemporáneos, Payton, que llegó a dedicar un disco entero a Louis Armstrong, regresa en su nuevo trabajo "In to te blue" a la melancolía cómoda del blues.

Un teatro Isabel la Católica completamente lleno saludó la aparición de este músico de natural tímido pero que llega en escena a recorrer todo el arco de expresividad hasta el extremo opuesto.

El concierto de Payton, que terminó dando y pidiendo palmas al público, tuvo un arranque emocional y taciturno con "The Backward Step".

Acompañado fuera de programa por el gran George Colligan, que había tocado la noche anterior y se quedó para acompañar a su amigo en el concierto granadino, el cuarteto se convirtió en quinteto con el aporte, sobre todo, de un setentón Fender Rhodes, que suministró un curioso toque "vintage" a los primeros temas.

Entre ellos "Rose wine" y un "Triptych" que devino en latino tras un espectacular solo del percusionista Daniel Dadownick.

Para muchos fue una sorpresa descubrir que también Payton canta, y lo hace con una escasa pero expresiva voz ("Blue"), al contrario que cuando sopla su instrumento, con el que puede pasar del susurro más emocionante al vertiginoso ametrallamiento de notas.

El público, en pie, despidió al músico americano acompañando con las palmas solicitadas el tema "Iwana Stay in N.Orleans", en esencia una marcha típica de las bandas de aquella ciudad y presentada con gracejo como una composición "del compositor favorito de mi madre".