Público
Público

Nicolás Maduro: "No soy Chávez, pero soy su hijo"

El presidente encargado de Venezuela presenta ante el Consejo Nacional Electoral su candidatura para los comicios del 14 de abril arropado por miles de chavistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó hoy ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) su candidatura para los comicios del 14 de abril como 'hijo' del fallecido gobernante Hugo Chávez, en un acto en el que fue arropado por miles de chavistas.

'Aquí vengo a cumplir su orden con el amor más grande que él cultivó en nuestro corazón. No soy Chávez, pero soy su hijo', afirmó Maduro ante las autoridades electorales, ante quienes entregó el mismo programa que el fallecido jefe de Estado dio conocer nueve meses atrás al presentarse a los comicios del pasado 7 de octubre.

Maduro recordó que el 8 de diciembre del año pasado, dos días antes de que Chávez viajara a Cuba para operarse de nuevo del cáncer que le llevó a la muerte, les encomendó que, en caso de que algo le sucediera, tomaran su bandera, su programa, su causa y siguieran 'la batalla victoria hacia la consolidación de la patria'.

'A nueve meses exactamente de que nuestro comandante entregara este programa de la patria, presidenta (del CNE) Tibisay Lucena, yo lo tomo en mis manos y se lo entrego con el amor, con las lágrimas, con el dolor, pero también con la esperanza más grande de un pueblo que despertó y más nunca dormirá ni será dominado', afirmó. Maduro entregó 'en nombre del comandante Hugo Chávez' y del pueblo el 'programa de la patria' y se comprometió a cumplirlo desde 2013 al 2019.

Vestido con una chaqueta con el tricolor de la bandera venezolana, el presidente encargado llegó a la sede del órgano electoral, en el centro de Caracas, en un autobús y entre gritos de 'Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro' y 'No volverán'. Le acompañaban, entre otros, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, la ex congresista colombiana Piedad Córdoba y funcionarios del Ejecutivo y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado por Chávez.

A las afueras del CNE, en la céntrica plaza Diego Ibarra, se concentraban miles de seguidores del chavismo, vestidos con el tradicional rojo que los identifica, para ratificar su apoyo a Maduro, a quien Chávez había designado como su sucesor. El lugar permanecía bajo un enorme dispositivo de seguridad, y mientras se aguardaba la llegada de Maduro, quien fue juramentado como presidente encargado el pasado viernes, el mismo día del funeral de Estado de Chávez, se escuchaban temas del cubano Silvio Rodríguez y del venezolano Alí Primera.

El CNE anunció el pasado sábado que el 14 de abril los venezolanos irán a las urnas para elegir al presidente que dirigirá el país hasta 2019, cuando concluye el periodo iniciado en enero por Chávez. Por su parte, el candidato de oposición Henrique Capriles, quien ya disputó y perdió las elecciones del 7 de octubre, acudirá también hoy a presentar su candidatura presidencial.


Hugo Chávez en mi recuerdo

Latinoamericano inmortal

El carisma no se hereda, pero Maduro no lo necesita

- Chávez, la patria y la muerte, por Juan Carlos Escudier.

- La insólita anomalía de poder estar a favor del gobierno, por Jorge Riechmann.

- Un legado de dignidad para un continente, por Juan Carlos Monedero.

- La demonización de Chávez, por Vicenç Navarro.

- España y el populista Chávez, por Aníbal Malvar.

- Le han asesinado ¿o qué…?, por por Bonifacio Cañibano.

- Hugo, por Arturo González.

- Hoy todos hablarán de Chávez, por David Bollero.

- El fútbol y Venezuela, sin grises, por Carlos Torres.

- Una carta desde Venezuela, por Shangay Lily.

- Un hombre bueno que vivirá para siempre, por Víctor Ríos.

- Corazón del pueblo, por Alfredo Serrano.

- Por qué esta vez tampoco se va del todo, por Iñigo Errejón.