Publicado: 15.10.2008 19:48 |Actualizado: 15.10.2008 19:48

Nicolas Sarkozy anima a los líderes europeos a tomar medidas contra los paraísos fiscales

Alemania se manifiesta a favor de la medida. Francia cree que será "el preludio para la refundación del sistema financiero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha animado a los líderes de la Unión Europea a tomar medidas urgentes contra los paraísos fiscales. Una decisión, que según Sarkozy, ayudaría a regular sitema financiero.

"Quisiera proponer un sencillo principio: la institución financiera no debería escapar de la regulación y supervisión", dijo en su discurso ante la cumbre de la UE en Bruselas. "Estoy pensando, por ejemplo, en la regulación que debe aplicarse a las agencias de calificación, y de la necesaria supervisión de los fondos de cobertura [...] También debemos trabajar para eliminar las zonas grises", dijo.

Alemania ya se había manifestado a favor de la medida antes de la cumbre. Ambos países quieren terminar con los paraísos fiscales como preludio de una refundación del sistema financiero internacional.

"Los agujeros negros de los paraísos fiscales no deberían existir más", declaró hoy el primer ministro francés, François Fillon. La desaparición de estos "agujeros negros" debe de suponer "un preludio para la refundación del sistema financiero internacional", precisó el primer ministro francés.

París y Berlín han subrayado su voluntad de abordar cuestiones vinculadas al secreto bancario en los paraísos fiscales, y en particular a la comunicación de informaciones fiscales en manos de éstos, tras el escándalo de evasión fiscal en Liechtenstein. Se reveló entonces la presencia en ese minúsculo Estado europeo de grandes cantidades de dinero de extranjeros, a espaldas de las administraciones fiscales de los países en los que residen.

Según un informe sobre la cooperación fiscal publicado por la OCDE el pasado 29 de septiembre, sigue habiendo "importantes restricciones al acceso a las informaciones bancarias con fines fiscales" en tres de sus países miembros (Austria, Luxemburgo y Suiza) y en otros paraísos fiscales como Liechtenstein, Panamá y Singapur.