Público
Público

Niegan ser falleros a dos niños que denunciaron abusos sexuales

La comisión de la falla asegura que en 28 años no han recibido queja alguna sobre el acusado, un discapacitado que "siempre ha cuidado de los niños"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos niños que acusaron a J.E.S.V., de 51 años, de ser sometidos a abusos sexuales entre los años 2007 y 2008, no han podido ser falleros de su comisión Tulell-Avinguda de Alzira al impedírselo un acuerdo de su junta, según denunció hoy el padre de uno de ellos, Domingo Bretones.

El juez titular del juzgado número 2 de Alzira impuso al acusado, en un auto fechado en marzo del pasado año, una orden de alejamiento de un mínimo de 2.000 metros, respecto a los menores, al que dejó en libertad provisional a la espera del juicio.

J.E.S.V está acusado de 'realizar tocamiento de naturaleza obscena y con ánimo libidinoso' a tres menores, dos de ellos falleros al igual que el presunto pederasta de la misma comisión fallera.

Bretones considera que la falla ha cometido, respecto a su hijo, que es fallero desde los 3 años, 'una acción indecorosa y pusilánime' y que ha recibido al igual que el otro niño 'un trato vejatorio y discriminatorio por parte de toda la falla cuando ellos son las víctimas'.

Por su parte, varios miembros de esta comisión fallera de Alzira reconocieron que tomaron el acuerdo de que 'no pertenezcan a la comisión ni el acusado ni los menores hasta que resuelva el juez'.

Aseguraron que, en 28 años que el acusado es miembro de la falla, 'nunca hubo la menor queja' y advierten que 'dada su mente infantil por la discapacidad psíquica que padece siempre ha jugado y cuidado de los niños'.

Los falleros acusaron a los padres de Bretones de 'despreocuparse de su hijo' hasta el punto de que 'al niño lo dejaban a las 8 de la mañana en el casal y la abuela lo recogía a las 4 de la madrugada'.

Los abusos, según el denunciante, no se cometieron en el casal fallero sino en 'el domicilio' del acusado y 'en la azotea del edificio' y en una ocasión 'en la sede de la hermandad del Santo Sepulcro' a la que pertenece el denunciado.