Público
Público

Niegan vínculo entre dieta alta en carbohidratos y cáncer colon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres chinas que comenuna dieta tradicional rica en arroz blanco y otros alimentoscon almidón, que estimulan un aumento del azúcar en sangre, noparecen tener un mayor riesgo de sufrir cáncer de colon, segúnindica un nuevo estudio.

Los resultados, publicados en American Journal of ClinicalNutrition, se agregan a las contradictorias evidencias queanalizan si las comidas con un alto "índice glucémico" estánrelacionadas con un riesgo más elevado de la enfermedad.

El índice glucémico, o IG, se refiere a la velocidad con lacual un carbohidrato causa un alza del azúcar en sangre. Losalimentos con un IG alto, como el pan blanco, el arroz blanco yla papa, tienden a hacer subir rápidamente el nivel de glucosa,o azúcar en sangre.

Con comidas con un bajo IG, como las lentejas, las habas desoja, el yogur y muchos granos fibrosos, el azúcar en sangretambién sube, pero no tan rápido ni tanto.

Un concepto relacionado, llamado carga glucémica, serefiere tanto al IG como a la cantidad de carbohidratos queaporta cierto alimento: un pedazo de frutas con pocas calorías,por ejemplo, puede tener un IG relativamente alto, pero sólobrinda una pequeña carga glucémica.

La idea de que una dieta con una alta carga glucémica puedecontribuir a causar cáncer de colon está basada en lafisiología humana: los altos niveles de azúcar en sangreprovocan una liberación de la insulina que, junto a una hormonarelacionada llamada factor de crecimiento insulínico tipo 1,pueden estimular el crecimiento y la propagación de célulascancerígenas.

En línea con eso, un número de estudios ha revelado que lospacientes con diabetes tipo 2, que presentan niveles de azúcaren sangre y de insulina anormalmente altos, sufren cáncer decolon más a menudo que las personas sin diabetes.

Por eso, en teoría, una dieta con alto contenido de IGpodría ser un factor de riesgo del cáncer. Pero los estudiossobre el tema hasta ahora han ofrecido conclusionescontradictorias.

Para el nuevo trabajo, el equipo siguió a 73.000 mujereschinas de mediana edad o más durante una década, buscando unaasociación entre los hábitos nutricionales reportados y elriesgo de desarrollar cáncer de colon.

Las pacientes, que no sufrían cáncer y tenían entre 40 y 70años al comienzo del estudio, completaron detalladoscuestionarios que permitieron a los investigadores estimar lacarga glucémica total de sus dietas.

En total, 475 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer decolon o recto durante el período de estudio. Cuando el equipodividió a las participantes en cinco grupos en base a su cargaglucémica, no hallaron evidencias de que su riesgo de contraerla enfermedad aumentara a la par del indicador.

Dado que el arroz era lejos el principal contribuyente enla carga glucémica de las mujeres, los investigadores tambiénanalizaron la relación entre el número de porciones de arrozque comía cada una por día y el riesgo de cáncer colorrectal.

Nuevamente, no se halló una relación, de acuerdo al equipoliderado por el doctor Hong-Lan Li, del Instituto de Cáncer deShanghái, en China.

Algunos de los riesgos establecidos del cáncer colorrectalson la edad (la mayoría de los casos surgen luego de los 50años), tener parientes cercanos que hayan desarrollado laenfermedad y antecedentes personales de colitis ulcerosa oenfermedad de Crohn.

Otros estudios también han vinculado consistentemente alcigarrillo, la obesidad y las dietas con un alto contenido decarnes rojas y procesadas con un mayor riesgo de sufrir estetipo de cáncer.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 20de octubre del 2010

DISPLAY CONNECTORS, SL.