Público
Público

La nieve causa retrasos y cancelaciones en los aeropuertos alemanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El caos de los transportes volvió hoy a recrudecerse en Alemania a causa del temporal de nieve y frío que azota Europa, lo que provocó grandes retrasos y centenares de cancelaciones en los principales aeropuertos del país.

El aeródromo de Fráncfort, el de mayor tráfico de la Europa continental, sigue con graves problemas y a primera hora de la mañana Fraport, la empresa gestora, calculó que al menos 302 vuelos de los 1.317 programados para hoy serían cancelados, frente a los 272 y 560 anulados ayer y el viernes, respectivamente.

"Sabemos que vamos a tener al menos diez nuevos centímetros de nieve y contamos con que la situación vuelva a empeorar", aseguró un portavoz de Fraport a la cadena de televisión pública ARD.

Los retrasos y cancelaciones, alegaron, se deben tanto a las consecuencias del temporal en Fráncfort -donde sólo una de las tres pistas se encuentra operativa y todas las aeronaves deben ser rociadas con anticongelante antes de despegar- como a las complicaciones en otros aeropuertos de toda Europa.

No obstante, la policía aseguró que no se han vuelto a repetir en este aeródromo los incidentes violentos que se produjeron ayer en una de las largas colas de pasajeros afectados frente a los puestos de reclamaciones, a pesar que algunos llevan bloqueados desde el viernes.

La situación en otros aeropuertos alemanes como en Hamburgo (noroeste del país) y Tegel-Berlín (noreste) sigue siendo precaria, con frecuentes retrasos y algunas cancelaciones, pero de menor entidad que en Fráncfort a pesar de las inclemencias meteorológicas.

Por su parte, la situación en la red de carreteras germana mejora en relación al caos del viernes -cuando se sumaron cientos de kilómetros de retenciones- pero el temporal sigue provocando multitud de accidentes, con decenas de heridos de distinta gravedad.

Los retrasos son también habituales en los ferrocarriles alemanes, donde la compañía estatal Deutsche Bahn (DB) ha impuesto un límite máximo de velocidad de 200 kilómetros por hora para evitar siniestros y daños en la maquinaria.

El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) ha advertido que las precipitaciones en forma de nieve proseguirán en los próximos días en diversos puntos de alemania, y con especial incidencia en la mitad oriental.

Este fuerte temporal de nieve y viento denominado "Petra", que entró el jueves noche por el noroeste alemán, ha obligado a activar la alerta roja meteorológica en gran parte del país.

Alemania lleva casi tres semanas de forma prácticamente ininterrumpida bajo una capa de nieve, lo que dificulta el tránsito rodado y el tráfico aéreo, ha cerrado centenares de colegios y dejado desabastecidas a gasolineras del centro del país.