Público
Público

El Nikkei cae el 0,87 por ciento por la recogida de beneficios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Bolsa de Tokio cerró hoy a la baja, afectada por la recogida de beneficios y en medio de la preocupación de las empresas exportadoras por la fortaleza del yen ante el dólar.

El índice Nikkei cayó 83,26 puntos, el 0,87 por ciento, hasta las 9.500,25 unidades, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, retrocedió 10,57 puntos, el 1,26 por ciento, hasta 826,38 enteros.

Todos los sectores del parqué tokiota perdieron terreno, liderados por los valores bancarios, que siguieron la estela marcada la víspera por el sector financiero en Wall Street.

"Es normal ver que el mercado se toma una pausa, después de las ganancias de la víspera y dado que los mercados estadounidenses cayeron ligeramente", dijo el analista Masumi Yamamoto, de Daiwa Securities, a la agencia local Kyodo.

El líder del día en valor, el grupo financiero Nomura Holdings, retrocedió un 6,2 por ciento, al tiempo que el líder en volumen, Mizuho Financial, perdió un 5 por ciento.

Algo más moderada fue la caída de Mitsubishi UFJ Financial, que se depreció un 2,8 por ciento, mientras entre los mayores retrocesos del sector estuvo el de la firma de finanzas al consumidor Promise, que se desplomó un 16,2 por ciento.

El yen se mantuvo hoy en la banda de las 81 unidades frente al dólar, que ayer, jueves, tocó su mínimo en quince años y medio frente a la divisa nipona al caer hasta 80,8 yenes.

El ministro nipón de Finanzas, Yoshihiko Noda, declaró hoy que el Gobierno "tomará acciones decisivas cuando sea necesario" para frenar la "excesiva volatilidad" en el mercado de divisas, un mes después de que las autoridades intervinieran, por primera vez desde 2004, para frenar la apreciación del yen.

Ello contribuyó a contener las pérdidas entre los valores exportadores, que con una moneda local fuerte ven reducida su competitividad en el exterior y sus beneficios a la hora de repatriarlos.

Entre los ganadores de la sesión estuvo el grupo Kawasaki Kisen, que se apuntó un 1,6 por ciento en medio de informaciones sobre unos beneficios por encima de lo previsto en la primera mitad de 2010.

En la primera sección perdieron terreno 1.350 valores, frente a 239 que terminaron al alza y 78 que lo hicieron sin variación.

El volumen de negociación fue de 1.892,30 millones de acciones, por debajo de los 2.175,63 millones de la víspera.