Público
Público

La niña ingresada en Valencia afectada por la vacuna del papiloma humano sigue estable y consciente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La niña de 14 años ingresada desde el 4 de febrero en el Hospital Clínico de Valencia tras una reacción adversa a la vacuna contra el virus del papiloma humano y que el pasado sábado reingresó en la UCI apenas 24 horas después de haber pasado en planta sigue en esa Unidad "estable y consciente".

Fuentes sanitarias han informado a EFE de que esta menor reingresó la noche del pasado sábado en la UCI por una "pequeña crisis convulsiva" y permanece en esta unidad.

Según un portavoz de la familia, este nuevo episodio tuvo lugar en torno a las 23.00 horas del pasado sábado y la decisión de que regresara a la UCI fue tomada después de que los médicos intentaran durante unos 45 minutos, sin éxito, administrarle los medicamentos necesarios para tratar esas nuevas convulsiones.

La otra niña afectada, de 15 años, sigue ingresada en una habitación en planta y su situación es "estable" y su evolución favorable, según las fuentes.

Las niñas han sido reingresadas en varias ocasiones en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, al sufrir recaídas que obligaban a un seguimiento exhaustivo de su estado.

Desde que las niñas fueran ingresadas, los pasados 4 y 6 de febrero, en ambos casos a las pocas horas de recibir la segunda dosis del lote NH52670 de la marca Gardasil contra el VPH, causante del cáncer de cérvix, han entrado y salido de la UCI del Hospital Clínico en varias ocasiones al sufrir crisis convulsivas.

El pasado viernes, ocho sociedades científicas reiteraron en Madrid la "seguridad" de la vacuna contra el virus del papiloma humano y subrayaron que ningún organismo sanitario ha encontrado una relación causal entre la inyección y los efectos adversos graves, incluidos los de Valencia.

Según estas sociedades, la vacuna está en la actualidad en fase cuatro por lo que su aplicación clínica y los efectos que produce son registrados por la OMS, la Agencia Europea del Medicamento y los Ministerios de Sanidad de los más de 100 países en los que se han suministrado más de 50 millones de dosis.