Publicado: 08.11.2014 16:59 |Actualizado: 08.11.2014 16:59

Una niña se inventa un intento de rapto en Ciudad Lineal para encubrir sus malas notas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una niña de 14 años denunció el lunes un intento de rapto en una calle del madrileño distrito de Ciudad Lineal. Ahora a la Policía confiesa que se inventó la historia, algo que confirman las cámaras de la zona, según han indicado fuentes policiales.

La niña, acompañada por sus padres, había denunciado en comisaría que sobre las 14.45 horas del día 3 salió de clase del colegio Montepellier y se dirigió a la marquesina cercana a tomar un autobús para volver a casa.

A la altura de la calle Virgen de África un hombre le sujetó el brazo a la fuerza con la intención de meterla en un coche. Entonces, según relató primeramente a los agentes, comenzó a gritar y pedir auxilio, lo que fue escuchado por una mujer que andaba por la zona, que golpeó al hombre con su bolso, consiguiendo liberarse y huir.

La menor llegó a aportar incluso una descripción física de su atacante: un hombre de mediana edad, de origen sudamericano, con tez morena, altura mediana, pelo corto y canoso. Además, dio detalles como que el coche en el que se marchó tenía los cristales tintados. Sin embargo, no pudo aportar a la Policía el número de matrícula del vehículo porque, según dijo, "estaba muy nerviosa".

Tampoco dio el nombre ni características físicas de la mujer que le ayudó, que no apareció nunca por la zona ni en comisaría a pesar de la relevancia del caso. Por eso, los agentes del Servicio de Atención al Menor de la Policía, que llevó la investigación, comprobaron las grabaciones de las cámaras de seguridad de varios establecimientos de la zona. En ellas no vieron nada extraño.

Por todo ello, los agentes volvieron a tomar declaración a la pequeña, que se derrumbó y confesó que se lo había inventado para no tener que dar explicaciones a sus padres por los malos resultados escolares.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ya había adelantado ayer en una entrevista que la menor había caído en "contradicciones" en su declaración, por lo que mandó un mensaje de tranquilidad a los vecinos de un distrito atemorizado durante muchos meses.