Público
Público

Los niños bilingües son más propensos a tartamudear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los niños pequeños bilingüestienen alto riesgo de tartamudear, así como también menosposibilidades de recuperarse que los tartamudos monolingües,según los resultados de un estudio.

El bilingüalismo es un factor de riesgo del tartamudeo,indicó un equipo dirigido por el doctor Peter Howell, deUniversity College London, en Archives of Disease in Childhood,pero "existe poca información sobre cómo un segundo idiomamodifica la aparición y la recuperación del tartamudeo".

El equipo estudió a un total de 317 niños tartamudos, deentre 8 y 12 años. Los 69 niños bilingües se compararon con ungrupo control de bilingües fluidos.

El equipo observó que de los 38 niños bilingües que usabanun idioma distinto del inglés en el hogar, 36 tartamudeaban enambos idiomas. Dos de los 38 niños tartamudeaban en el idiomanativo, pero no lo hacían al hablar en inglés.

La cantidad de niños que usaba su idioma alternativoexclusivamente en el hogar, que aprendió inglés en la escuela yque tartamudeó, era menor que los niños que usaban ambosidiomas en el hogar (un 40 por ciento frente a un 60 porciento, respectivamente).

En cambio, el grupo control bilingüe fluido era máspropenso a hablar el idioma alternativo exclusivamente en elhogar (un 74 por ciento contra un 26 por ciento,respectivamente).

La diferencia entre tartamudos bilingües y bilingüesfluidos, que sólo hablaban su idioma original en los añospreescolares, era estadísticamente significativa.

La tasa de recuperación para los niños que hablaban ambosidiomas en el hogar antes de comenzar la escuela era de un 25por ciento, comparado con el 55 por ciento en los hablantes dela lengua alternativa exclusivamente y los monolingües.

De todos modos, el equipo halló también que el tartamudeono afectaba el rendimiento escolar temprano.

"Juntos, estos hallazgos sugieren que si un niño usa en elhogar un lenguaje distinto del inglés, postergar el lapso deaprendizaje del inglés reduce la posibilidad de que comience atartamudear y aumenta la probabilidad de recuperación másadelante en la niñez", explicó.

FUENTE: Archives of Disease in Childhood, enero del 2009.