Público
Público

Los niños desaparecidos en Torrelaguna dicen que un hombre los tiró al pozo, según un amigo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los hermanos de 8 y 11 años encontrados ayer en un pozo de Algete (Madrid) han explicado que un hombre de "unos 40 años, moreno y calvo" que conducía "un coche verde oscuro", es la persona que "los tiró" a su interior, según Dan Singeorqean, amigo de la familia.

Tras visitar a los pequeños en el Hospital Infantil de La Paz, donde permanecen ingresados bajo la protección de la Guardia Civil y la presencia de su madre, este hombre ha asegurado que "están tranquilos, son duros" y que "con el tiempo olvidarán".

La madre, por su parte, está "feliz" aunque preocupada por lo que le ha sucedido a sus hijos.

En declaraciones recogidas por EFE-Televisión, Singeorqean ha asegurado que los pequeños "contaron" lo que les había ocurrido desde su desaparición a última hora de la tarde del pasado domingo.

Según su versión, han descrito a un individuo de "unos 40 años, moreno, calvo (...) un tío fuerte" como la persona que los ha tenido durante dos días "en varios pozos" y que "los tiró" al de Algete, donde ayer fueron localizados. "Aún así están vivos", ha dicho.

Singeorqean ha insistido en que "no se sabe" la nacionalidad de este hombre y que "no hay sospechas" en torno a él al tratarse de un desconocido para los niños: "Descontado que sea conocido", ha sentenciado.

"Hasta que no pillen al tío, no se puede decir nada más", ha reiterado este amigo de la familia.

El hospital La Paz ha emitido hoy un comunicado en el que informa de que la niña A.D., de 11 años, y su hermano F.D., de ocho, están conscientes, orientados y siguen un tratamiento de analgesia para evitar el dolor por las múltiples erosiones, heridas superficiales y abrasiones de carácter leve que sufren.

Además, han iniciado la alimentación oral con buena tolerancia.

Por su parte, la Guardia Civil sigue investigando lo ocurrido "sin descartar ninguna hipótesis", según un portavoz de la Comandancia de Madrid, y la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión, se ha mostrado partidaria de una investigación "para intentar localizar al agresor" de los pequeños.