Publicado: 02.02.2011 16:06 |Actualizado: 02.02.2011 16:06

Los niños engordan después de la cirugía de amígdalas: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Algunos niños engordan cuandose les extirpan las amígdalas, según una revisión de estudiospublicados.

Head and Neck Surgery.

"Para algunos pacientes, esta cirugía sería más un riesgo queun beneficio", dijo la doctora Anita Jeyakumar,otorrinolaringóloga de la Saint Louis University en Missouri, ycoautora de la revisión. "Hay que evaluar a cada uno para sabersi los riesgos superan los beneficios", agregó.

La tonsilectomía es la cirugía mayor más común en niños. Aunasí, con el creciente uso de antibióticos para tratar laenfermedad, los cirujanos están haciendo menos tonsilectomías quehace 40 años.

La cobertura federal estadounidense Medicare cubre una partede la cirugía, que ayuda a los niños con problemas para respiraral dormir y es el último recurso para aquellos con inflamaciónreiterada de las amígdalas.

El equipo de Jeyakumar identificó nueve estudios sobredistintos métodos para estimar el aumento de peso después de latonsilectomía en un total de casi 800 niños.

Más de la mitad de los chicos engordó y tres estudiosanalizaron el índice de masa corporal (IMC), que aumentó entre un5 y un 8 por ciento después de la cirugía.

El resto, a pesar de usar otros métodos de evaluación delpeso, obtuvo resultados similares con varios niños con sobrepesoy obesos después de la cirugía.

Según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades de Estados Unidos, el 17 por ciento de los chicosestadounidenses son obesos, lo que les eleva el riesgo dedesarrollar enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular yotros trastornos.

Se desconoce la causa exacta de este efecto de latonsilectomía, aunque podría ser que los niños con las amígdalasinflamadas tiendan a comer menos y la cirugía les permita volvera comer como el resto.

Existen alternativas a la tonsilectomía, incluidos losantibióticos para tratar la amigdalitis y los dispositivos deventilación para resolver los problemas respiratorios. PeroJeyakumar dijo que esos dispositivos no suelen dar buen resultadoen los niños.

Las familias de los chicos que ya tienen problemas de pesodeberían pensar dos veces antes de optar por la tonsilectomía,dijo la autor.

Y los niños obesos deberían empezar un programa paraadelgazar antes de la cirugía para evitar engordar más después dela operación. "Eso debería ser parte de la conversación entrepadres e hijos", dijo la autora.

Head and Neck Surgery, online 1 defebrero del 2011