Público
Público

Niños obesos corren riesgo de sufrir daño en tiroides: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los niños obesos estarían sufriendodaño en sus tiroides, lo que crea un círculo vicioso demetabolismo y sobrepeso, informaron el miércoles investigadoresitalianos.

La obesidad causaría inflamación, lo que daña la glándulatiroides, encargada de segregar hormonas para regular elmetabolismo y otras funciones físicas importantes, indicó elequipo del doctor Giorgio Radetti, del Hospital Regional deBolzano en Italia.

Los expertos evaluaron a 186 niños con sobrepeso y obesidaddurante alrededor de tres años. El equipo evaluó los niveles dehormonas tiroides y anticuerpos antitiroides y obtuvo imágenesde la glándula mediante ultrasonido.

"Nuestro estudio muestra que las alteraciones en la funcióny estructura tiroidea son comunes en los niños obesos y quizáhayamos descubierto la relación", dijo Radetti en uncomunicado.

"Hallamos una asociación entre el índice de masa corporal ylos niveles de la hormona tiroidea que sugiere que el exceso degrasa jugaría un papel importante en la modificación del tejidotiroideo", agregó el experto.

En un articulo publicado en Journal of ClinicalEndocrinology & Metabolism, los investigadores señalaron que 73de los niños tenían tiroides que lucían inflamadas, pero nopresentaban la condición llamada tiroiditis de Hashimoto, unaenfermedad autoinmune en la que las células T atacan por errorla tiroides.

Pero los niños carecían de los anticuerpos involucrados enla enfermedad.

"Los resultados del ultrasonido son un poco misteriosos",dijo Radetti. "Sin embargo, los hallazgos sugieren laexistencia de un estado inflamatorio de bajo grado, que seconoce como una característica de la obesidad", agregó.

Se necesitan más estudios para demostrar si la pérdida depeso normalizaría la tiroides y devolvería la salud a losniños, expresó Radetti.

El mal funcionamiento de la tiroides puede relacionarse conel aumento de peso, aunque estimular la glándula no genera unapérdida automática de los kilos de más.

No obstante, adelgazar ha demostrado restaurar elfuncionamiento de la glándula tiroides en algunos casos.