Público
Público

Cuando los niños respiran mal, esteroides no ayudan: estudios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Gene Emery

Dar esteroides a los niños que respirancon dificultad debido a infecciones virales o de otro tipo noayuda, reportaron investigadores.

Y un tratamiento experimental diseñado para evitar losproblemas respiratorios podría ser efectivo, pero parece suponerdemasiados riesgos para ser recomendado, de acuerdo a estudiospublicados en la revista New England Journal of Medicine.

Cerca de un tercio de niños en edad preescolar desarrollandificultades para respirar, lo que puede preocupar a los padres.Al menos el 75 por ciento superan el problema a los 6 años. En elpasado, los doctores lo han tratado como el asma, que es la razónpor la que a menudo usan corticoesteroides.

"Está claro que en la base de estos dos estudios, la prácticaactual debe cambiar", escribió en un comentario el doctor AndrewBush, del Imperial School of Medicine y el Royal BromptonHospital en Londres.

El doctor Jonathan Grigg, de la Queen Mary University enLondres, y sus colegas descubrieron que a niños a quienes se lessuministró el esteroide prednisolona por cinco días permanecierondurante igual cantidad de tiempo en el hospital que pequeños aquienes se les había dado un placebo.

Los especialistas examinaron a casi 700 niños de entre 10meses y 5 años.

Tampoco hubo una diferencia en sus síntomas durante lossiguientes siete días, reportó el equipo de Grigg.

"Si su hijo está muy enfermo, no significa que no deberíadarle esteroides orales. Pero en el funcionamiento general de lascosas, para la mayoría de los niños en casa o que se presentan asu doctor con una moderada dificultad al respirar que no requieremuchos días en el hospital, los esteroides no van a proveerningún beneficio", señaló Grigg en una entrevista telefónica.

"Me habría encantado que los esteroides funcionaran",añadió.

Sin embargo, el resultado "encaja en la percepción general deque la dificultad al respirar de los preescolares es muy distintaa los ataques de asma alérgica en niños mayores y adultos",concluyó Grigg.

FUENTE: New England Journal of Medicine, enero del 2009