Público
Público

Niños responden mejor a tratamiento temprano de "ojo perezoso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Eric Schultz

El tratamiento del "ojoperezoso" tiende a ser más exitoso cuanto más pequeño es elniño, pero hasta los chicos más grandes pueden beneficiarse másde lo que se creía anteriormente, de acuerdo a un amplioestudio de publicación reciente.

Los investigadores revisaron datos de casi 1.000 niñostratados por ambliopía u ojo perezoso, es decir, la pérdida devisión en un ojo, que puede ocurrir por múltiples razones.

El equipo descubrió que los niños de entre 3 y 7 añosrespondían mucho mejor al tratamiento que aquellos de 7 a 13años, sobre todo en los casos de moderados a severos.

Pese a que los chicos mayores lograban mejoras menosdrásticas que los grupos más jóvenes, ellos también mejoraron yen algunos pocos casos registraron significativos beneficios enla visión.

"Antes es mejor, pero se puede tratar después", dijo elcoautor del estudio doctor Michael Repka, oftalmólogo de laJohns Hopkins University en Baltimore, Maryland.

Un ojo perezoso aparece ya sea por una falta de visión enun ojo o por un estrabismo en el ojo que afecta la visión. Sila condición no se trata, el cerebro finalmente empieza aignorar las imágenes del ojo con problemas, lo que conduce atrastornos permanentes.

Es la causa más común de problemas de visión en los niños yafecta a entre el 2 y el 4 por ciento de todos los chicos.

Primero es necesario tratar cualquier condición ocularsubyacente responsable de la mala visión, a través de cirugía,ejercicios o anteojos. Después, el ojo sano es cubierto con unparche durante dos horas por día o recibe gotas para nublar lavisión y forzar al ojo débil a funcionar.

Para ver si la edad influye en el éxito del tratamiento, elequipo del Grupo Investigador de Enfermedad Ocular Pediátrica revisó los resultados de cuatro estudios previos que incluyerona 996 niños que fueron divididos en tres grupos por edades: de3 a 5 años, de 5 a 7 y de 7 a 13.

También fueron separados en dos categorías, moderada osevera, de acuerdo a la calidad de visión del ojo afectado.

Los niños más pequeños tuvieron una mejor respuesta tantoen los casos moderados como severos de ojo perezoso. En loscuadros moderados, los niños de 3 a 5 años mejoraron su visiónun 39 por ciento más que los mayores y los chicos de 5 a 7 un46 por ciento más.

El equipo observó diferencias más drásticas en los niñoscon problemas severos, aunque los autores advirtieron que elestudio no incluyó a muchos de estos chicos, por lo cual losnúmeros podrían no ser representativos.

Pese a las ventajas de realizar un tratamiento en losprimeros años de vida, Repka observó que los beneficios paralos niños mayores fueron mejores de lo que se creíainicialmente. "Un grupo que pensamos que no era tratable esmoderadamente tratable", aseguró.

FUENTE: Archives of Ophthalmology, 11 de julio del 2011