Público
Público

Nissan adjudica a Barcelona la producción de un nuevo coche que creará 1.000 empleos

El anuncio se produce tras pactar con los sindicatos una mejora de la productividad que contempla la creación de una doble escala salarial, de manera que los nuevos contratados cobrarán un 20% menos que la plantilla actual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nissan ha adjudicado a su fábrica de Barcelona la producción de un nuevo turismo a partir de 2014, tras pactar con los sindicatos una mejora de la productividad. El nuevo modelo supondrá una inversión de 110 millones de euros y la creación de 1.000 empleos directos y 3.000 indirectos.

En concreto, la planta de Nissan realizará la producción de un nuevo turismo (segmento C compacto) a partir de julio de 2014, así como la fabricación de 24.000 unidades adicionales anuales de la pick up One Ton y el ensamblaje de la caja de cambios para los vehículos eléctricos Nissan Leaf y eVN200. La adjudicación del nuevo vehículo en liza en Nissan ha estado siempre condicionada por parte de la multinacional a la asunción de una reducción importante de costes laborales, lo que provocó la división sindical en la planta, donde están representados USOC, CCOO y UGT. Nissan cuenta en España con otros dos centros de producción, en Ávila y en Cantabria, y emplea a un total de 4.700 personas en el país.

El vicepresidente de Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, ha  celebrado que la adjudicación haya sido posible gracias al acuerdo alcanzado entre dirección y sindicatos, y que este logro permita que la planta no esté tan ligada a la producción de vehículos industriales y 4x4, actualmente con la demanda muy afectada por la crisis, sino que también tenga capacidad para turismos y vehículos eléctricos. Ha destacado que en los próximos años la planta de la Zona Franca de Barcelona alcanzará una 'cifra récord' de producción con más de 200.000 unidades, lo que le permitirá mantener su atractivo para hacerse con nuevas adjudicaciones.

La adjudicación llega después de seis meses de negociación entre la empresa y los sindicatos y de un pacto para aumentar la productividad de la planta de Barcelona que contempla la creación de una doble escala salarial, de manera que los nuevos contratados cobrarán un 20% menos que la plantilla actual. Aunque la adjudicación se daba ya prácticamente por hecha tras el acuerdo con los sindicatos, la dirección del Japón tenía la última palabra y no ha sido hasta este lunes que la multinacional ha confirmado que el nuevo modelo se fabricará en Barcelona.

Nissan ha señalado en un comunicado que las nuevas inversiones se suman a los más de 290 millones de euros anunciados en 2012 para la producción de un nuevo camión en la planta de Ávila y de nuevas piezas en la planta de Cantabria, así como para la fabricación del segundo producto 100% eléctrico de la compañía, la eNV200 y la introducción de la 'pick up' One Ton en la planta de Barcelona (adjudicada en 2011 y cuyas unidades adicionales servirán para cubrir el mercado de Oriente Medio).

Los sindicatos más representativos de la planta de la Zona Franca de Barcelona, SIGEN-USOC, CCOO y UGT, han celebrado la adjudicación de la fabricación de un nuevo turismo. En un comunicado, el primer sindicato de la planta, SIGEN-USOC, que siempre había estado a favor de hacer 'sacrificios' para alcanzar el acuerdo, ha remarcado que esta adjudicación permitirá que la fábrica funcione 'a pleno rendimiento', así como mantener los empleos de sus trabajadores. Asimismo, ha asegurado que con el nuevo modelo se dará 'un salto estratégico' que hará aumentar la competitividad de la planta y la situará en una posición ventajosa de cara a futuras concesiones.

El secretario general de CCOO de Catalunya, Joan Carles Gallego, se ha felicitado en un comunicado por haber evitado, con el apoyo de UGT, que se 'implantara una doble escala salarial' en la factoría, y también ha celebrado la 'unidad sindical' demostrada con UGT en este proceso. Por su parte, el secretario general de UGT en Nissan, Xavi Hernández, ha afirmado que la noticia les produce 'una sensación agridulce porque para conseguir el vehículo se ha tenido que renunciar a ciertos derechos de los trabajadores'. Ha atribuido estas concesiones frente a la dirección a la crisis y ha confiado en que se podrá revertir la situación 'cuando vengan tiempos mejores'.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha destacado este lunes que la adjudicación a la planta de Nissan en Barcelona de un nuevo vehículo es fruto, en parte, del esfuerzo del gobierno catalán, que ha dedicado a ello 'tanto esfuerzo y horas' como al proceso soberanista, y al hecho de que Catalunya es 'fiable'. Durante el acto oficial de comunicación de la adjudicación del nuevo modelo, celebrado en las instalaciones de Nissan en la Zona Franca, Mas, que ha llegado al lugar en un vehículo Nissan, ha querido dejar claro que la Generalitat no sólo piensa en el proceso soberanista, sino también en mejorar la política industrial de Catalunya. 'Nuestro gobierno ha destinado tantas horas a Nissan (para conseguir que se fabrique en Barcelona el nuevo modelo) como a otras cosas', ha señalado, tras subrayar que este mensaje tiene como especial destinatario a 'aquellos que a veces se ofuscan y solo ven procesos soberanistas'.

Ante el secretario de Industria del Gobierno central, Luis Valero, y el director de operaciones de Nissan en España, Frank Torres, el presidente catalán ha asegurado también que la adjudicación del nuevo modelo es 'una inyección de moral' en un momento de 'autoestima baja' y demuestra 'que somos capaces como país de resolver problemas'. Mas se refería al tortuoso camino que ha llevado a la adjudicación final de un nuevo coche para la fábrica de la Zona Franca, que ha requerido de seis meses de negociaciones entre la empresa y los sindicatos, con la intermediación activa de la Generalitat.