Público
Público

Nissan amenaza ahora con 1.000 despidos

Los sindicatos aseguran que volverán a la calle si la empresa no acepta negociar el recorte 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fin de la calma en Nissan.La compañía anunció ayer a los sindicatos su intención de despedir a 1.000 empleados de Zona Franca y Montcada y Reixach (Barcelona) a través de la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE). La compañía automovilística, que en febrero acordó con los sindicatos recortar 1.400 puestos mediante medidas no traumáticas, tras multitudinarias manifestaciones de la plantilla, sólo ha logrado eliminar algo más de 400 a través de un plan de bajas voluntarias y de prejubilaciones. La empresa manifestó ayer que siguen sobrando 1.000 trabajadores y que optará por los despidos directos.

El plan de bajas incentivadas finalizó el 31 de marzo, después de que la empresa ampliara el plazo dos semanas. Sin embargo, sólo se apuntaron 259 personas. Nissan ofreció indemnizaciones de 60 días por año trabajado, con un mínimo y un máximo de 23.000 y 120.000 euros, según la antigüedad, y la garantía de recolocación. El plan de prejubilaciones a partir de los 55 años ha afectado a otros 154 empleados.

La empresa asegura que ha cumplido con los compromisos que adquirió en la firma del Plan Industrial para la fábrica de Barcelona, que contempla que la planta debe tener 2.800 empleados y no más, una capacidad de 128.000 unidades al año a dos turnos y una utilización del 80%.

Los representantes de los trabajadores reclamaron a la empresa negociar nuevas vías, distintas del despido, para eliminar el excedente de trabajadores, como rebajar la edad de las prejubilaciones por debajo de los 55 años y alargar el plazo de bajas voluntarias. "¿De qué sirve prolongar el periodo de bajas si hemos ofrecido condiciones inmejorables y se han apuntado muy pocos?", cuestionó ayer el portavoz de Nissan, Alfredo Castaño.

Movilizaciones

"Si la empresa no accede a negociar y no hay diálogo saldremos de nuevo a la calle", amenazó a su vez el secretario general de CCOO en Nissan, Raúl López. Los trabajadores ya lograron con sus movilizaciones transformar el ERE de 1.680 empleados que presentó Nissan en otro temporal.

De nuevo los sindicatos pretenden presionar a la Generalitat para que rechace un expediente de extinción de empleo. Con esta idea, reclamaron ayer su mediación. La Administración catalana aceptó y ha emplazado a ambas partes a mantener mañana otra reunión bajo su supervisión.

Por otra parte, el grupo italiano Fiat amenazó ayer con abandonar su anunciada alianza con Chrysler si no baja los salarios, informa Sandra Buxaderas desde Roma.

Fiat está dispuesta a salvar al fabricante estadounidense, pero sólo si los trabajadores de Detroit acceden a reducir sus sueldos hasta los niveles de las fábricas japonesas o alemanas en Estados Unidos.

El aviso partió del consejero delegado de Fiat, Sergio Marchione, que se postuló él mismo como alto cargo en Chrysler. "No estamos en contra de los sindicatos, los queremos en la mesa de negociación", añadió Marchione, que indicó a los trabajadores que la alternativa a la rebaja de sueldos es el cierre de Chrysler.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dado de plazo hasta el 30 de abril para una fusión Fiat-Chrysler. El Gobierno norteamericano está dispuesto a ofrecer ayudas de hasta 6 millones de euros, pero sólo en caso de acuerdo.