Público
Público

Nissan plantea 1.288 despidos en 2008 y otros 392 en septiembre de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección de Nissan ha presentado este mediodía al comité de empresa los dos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que registrará esta tarde en el Departamento de Trabajo y que prevén el despido de 1.288 trabajadores hasta diciembre de este año y de otros 392 en septiembre de 2009.

La multinacional, que anunció estos despidos hace casi un mes, acompaña estos ERE con un plan social que prevé, entre otras medidas, la prejubilación de los empleados mayores de 55 años y la recolocación de algunos trabajadores de Barcelona en otras plantas de la compañía, tanto en España como en Europa, según han explicado a Efe fuentes sindicales.

Para minimizar el impacto de los despidos, la compañía también se compromete a contratar a una consultoría especializada para facilitar la recolocación externa de los afectados y a crear una bolsa de "recontratación" para que los empleados despedidos puedan optar a vacantes de trabajo que haya en un futuro.

La intención de Nissan, tal y como anunció el pasado 13 de octubre, es prescindir de un total de 1.680 trabajadores, lo que supone aproximadamente el 40% de su plantilla en Barcelona.

Los expedientes, según ha concretado hoy, se aplicarán en dos fases, de manera que en 2008 se materialice el despido de 1.288 personas y en septiembre de 2009 de las 392 restantes.

Fuentes sindicales han señalado a Efe que en los ERE se incluyen tanto los trabajadores de las fábricas de Zona Franca y de Montcada i Reixac, como se anunció en un principio, y los del almacén de recambios de El Prat de Llobregat y de la distribuidora del Puerto de Barcelona.

Nissan presentará previsiblemente esta tarde los expedientes, junto con toda la documentación que lo justifica, ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat.

Una vez registre los documentos, sindicatos y empresa, con la mediación de un inspector de Trabajo, dispondrán de un mínimo de un mes de negociación para tratar de alcanzar una salida consensuada al drástico recorte de plantilla que plantea la compañía.

El acuerdo, no obstante, será difícil de lograr, ya que los sindicatos han expresado desde un principio su rechazo a este plan y han anunciado que intensificarán sus movilizaciones para lograr que la empresa retire unos ERE que consideran injustificados.