Público
Público

"No encuentro bares para mí"

Ahcen Debuche, argelino, no vende ni cerdo ni alcohol en su ultramarinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Frutas y Verduras Ave María no se venden ni bebidas alcohólicas ni productos derivados del cerdo. La religión del propietario (musulmán a pesar del nombre del comercio) lo impide. Ahcen Debuche vive en España desde hace tres años y regenta una tienda de ultramarinos en la calle del Ave María, en el barrio de Lavapiés, en Madrid. De Argelia no trajo sólo las ganas de trabajar y prosperar en el mundo occidental, también llevó consigo 'los mejores dátiles del mundo, gordos como éstos, no los hay en ninguna parte'.

Debuche asegura que no ha dejado de seguir sus costumbres y tradiciones, y que no por ello ha dejado de integrarse en la sociedad española. Más bien ha sido esta sociedad la que le pone zancadillas para seguir su estilo de vida. 'No encuentro restaurantes para mí. No puedo ir a ninguno que vendan carne o alcohol. No es fácil', explica. A cambio ha descubierto productos que no había visto en su vida. No se refiere a la paella o la tortillas de patatas. Señala la yuca, el aguacate y la chirimoya. Productos tropicales de consumo latinoamericano y también de españoles, que han añadido los productos de los inmigrantes a su dieta. Debuche no ha notado el bajón del consumo del cuscús, anunciado ayer por Elena Espinosa, ministra de Agricultura. 'Sobre todo lo compran europeos', asegura Debuche al referirse a esta comida típica magrebí.

Aunque no domina el español todo lo que le gustaría, sabe distinguir qué productos no pasan su listón tradicional. A cada cliente que entró ayer en la tienda le regaló una lata de foie gras La Piara. 'Hígado de cerdo', lee al señalar la clásica conserva.