Público
Público

"No se puede hablar de reconstruir Gaza cuando no hay ni medicinas"

Fabian McKinnon. Director deRelaciones Externas de la UNRWA. Critica el bloque israelí contra la población civil de Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Durante la última ofensiva contra Gaza en la que murieron más de 1.300 personas, el Ejército israelí causó destrozos en 37 edificios de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina (UNRWA). La agencia denunció entonces que las autoridades militares israelíes conocían 'milimétricamente' la posición exacta de las instalaciones en Gaza que dan sustento a unas 700.000 personas. El director de Relaciones Externas de la UNRWA, Fabian McKinnon, denunció ayer en Madrid el bloqueo que Israel aplica sobre Gaza y que impide la reconstrucción y la entrada a la franja de los productos de primera necesidad. McKinnon, escocés nacido en Buenos Aires en 1954, espera que los países que han prometido donaciones millonarias presionen más a Israel para poder reconstruir Gaza.

Sufrieron destrozos en 37 de sus edificios, incluidas las escuelas donde se refugiaban civiles, ¿Israel conocía la localización de sus instalaciones?

Se lo habíamos facilitado pero no hacía falta. Israel tiene conocimiento milimétrico de cada piedra y arbusto en Gaza. El Ejército israelí se ha sentido incómodo al tener que dar explicaciones.

¿Reclamarán alguna indemnización a Israel?

No queremos perder el tiempo.

¿Ha cometido Israel crímenes de guerra en su última ofensiva en Gaza?

Hay que esperar el resultado de la investigación que el secretario general está desarrollando. Ha habido comportamientos militares y civiles que no son conformes al Derecho Humanitario Internacional.

¿Cuál es la situación financiera de la UNRWA?

Es abismal. Tenemos un déficit crónico de 124 millones de dólares en el presupuesto. Atendemos a los 4.600.000 refugiados palestinos generados desde 1948. En Gaza atendemos a unas 700.000 personas. Tenemos 52 niños por aula y los médicos tienen tres minutos para atender a los pacientes. La infraestructura de nuestras escuelas es de los años 50. Ya no sabemos de dónde sacar el dinero. Para no cortar el servicio hemos estado recurriendo al fondo de capital operativo. Ahora solo queda en la caja 900.000 dólares.

¿Cuál ha sido la aportación española?

España ha sido generosa cuantitativa y cualitativamente. El Gobierno central y las comunidades autónomas aportan 18 millones de dólares al año. Tras la tragedia de Gaza y de forma inmediata el Gobierno de Zapatero ha dado cinco millones de euros que es una cifra muy apreciada

¿Qué espera de los países que han prometido 4.500 millones de dólares para reconstruir Gaza?

Hay tres pilares. La ayuda humanitaria, la rehabilitación y la reconstrucción. Resulta complicado hacer llegar la ayuda humanitaria porque no nos dejan pasar los alimentos y las medicinas más necesarias. La rehabilitación implica reunir las condiciones mínimas necesarias para que la gente pueda reparar las ventanas rotas o que podamos tener papel para las escuelas, lo básico para que una sociedad funcione. La reconstrucción implica volver a construir infraestructuras y las fabricas destruidas. Son palabras mayores en sentido operativo. Para ello se necesita cemento y electricidad para poder empezar.

¿Cuáles son las necesidades más urgentes?

Necesitamos 500 camiones de ayuda humanitaria al día para cumplir con las necesidades básicas. Los israelíes solo permiten la entrada de unos 120. Cada día impiden el paso de algo. Cuando abrimos las escuelas nos impidieron la entrada de papel sin ninguna justificación. Personalmente estimo que hay un peligro de que esas cifras tan sexys que han ofrecido los países donantes creen una distracción de la presión que se debe ejercer sobre los israelíes para aliviar la situación humanitaria en Gaza.

En el mejor de los casos ¿cuánto se tardaría en reconstruir Gaza?

Se tienen que cumplir muchas condiciones. En la versión más optimista se tardará al menos dos años según el plan de la Autoridad Palestina. No se puede hablar de reconstrucción cuando hay niños que no tienen acceso a los medicamentos que necesitan.

¿Han tenido problemas con Hamás?

Se dio mucha importancia cuando Hamás se apropió de unos camiones que después devolvió. Fue más un error de coordinación que otra cosa.

¿Cuánta gente ha muerto en los últimos años por falta de ayuda?

He visto con mis propios ojos las listas de niños y ancianos esperando a salir de Gaza y poder recibir atención. Muchos enfermos de cáncer han tardado tanto en salir que la atención médica ha resultado inútil.