Público
Público

No hallan relación entre consumo moderado de alcohol y demencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Mientras que algunos estudioshabían sugerido que beber algo de alcohol sería bueno para elcerebro que envejece, una nueva investigación demuestra que losadultos mayores que beben con moderación no serían más o menospropensos que los abstemios a una alteración cognitiva grave.

De este modo, los resultados obtenidos de casi 3.900adultos de España se suman a un cuerpo de pruebascontradictorias sobre si beber con moderación reduce el riesgode desarrollar demencia.

Varios estudios previos habían destacado un efectopotencialmente protector. Pero el equipo lo atribuye a que esosestudios reunieron en un mismo grupo a quienes nunca habíanbebido y a ex bebedores.

Este es un problema, porque por lo menos algunos exbebedores abandonaron el hábito por problemas de salud, explicóla doctora Elena Lobo Escolar, de la Universidad de Zaragoza,en España.

En el estudio publicado en American Journal ofEpidemiology, el equipo de Lobo Escolar siguió durante 4,5 añosa 3.888 adultos sin demencia inicial y mayores de 55 años.

Los investigadores hallaron que los hábitos de consumo dealcohol que los participantes habían informado al principio delestudio no tenían relación clara alguna con la posibilidadindividual de desarrollar un deterioro cognitivo grave duranteel estudio.

El 13 por ciento de los participantes sufrió un deteriorocognitivo grave, pero sin evidencias sólidas de que losbebedores de entre una y seis copas por semanas o de una o doscopas por día (consumo moderado) fueran menos propensos adesarrollar ese deterioro que los que alguna vez bebían o queno bebían en absoluto.

Tras considerar variables como la educación, el tabaquismoo la hipertensión, el equipo no halló una relaciónestadísticamente significativa entre el consumo de alcohol y laposibilidad de desarrollar deterioro cognitivo grave.

Sí observó que los ex bebedores tendían a tener tasas másaltas de discapacidad física y de tabaquismo previo que los quenunca habían bebido o los que bebían alcohol.

Y cuando agrupó a los que no bebían y a los ex bebedores,el equipo detectó un mayor riesgo de desarrollar un deteriorocognitivo grave que los bebedores moderados. Esto respaldaríala idea de que incluir a los ex bebedores en el grupo de los nobebedores es un problema, dijo Lobo Escolar a Reuters Health.

La "buena noticia" del estudio, agregó, es que beber conmoderación no está asociado con un aumento del riesgo dedesarrollar un deterioro cognitivo grave. De modo que losadultos mayores que beben cantidades moderadas de alcoholpueden seguir haciéndolo.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 10 deagosto del 2010