Público
Público

No hay crisis en el salario del funcionario de la UE

La Justicia falla en favor de una subida del sueldo del 3,7%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los funcionarios europeos no creen que la crisis económica haya sido 'grave y repentina'. De haber sido así, como indicó recientemente una sentencia del Tribunal de Justicia comunitario, la Unión Europea podría haber tratado de rebajar los sueldos de dichos funcionarios, tal y como está ocurriendo en la mayoría de los países miembros. Eso no ocurrirá en Bruselas, donde los funcionarios verán cómo sus salarios aumentan un 3,7% en 2010, según la sentencia del Tribunal de Luxemburgo, que echó abajo una subida más discreta del 1,85% decidida a principios del presente ejercicio por los gobiernos de los 27.

El litigio enfrenta desde entonces al Consejo, la institución de los gobiernos, con el Parlamento y la Comisión Europea, que se agarran como a un clavo ardiendo a un complejo método de ajuste salarial que para el año que viene también contempla un aumento en las nóminas, esta vez del 0,4%.

Los gobiernos de los 27 redujeron el aumento de este año al 1,85%

¿Cómo es posible que, en medio de la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, los funcionarios europeos ganen un 3,7% más? Porque 'es lo que dice el método de ajuste anual de los salarios europeos acordado por los países miembros hasta 2012', según asegura, 'satisfecho', Michael Mann, portavoz del Ejecutivo comunitario.

El método toma como referencia la evolución de los salarios de la función pública en ocho países, España incluida, y aplica después el Índice Internacional de Bruselas, una corrección automática que incorpora las características propias del modelo de vida de los funcionarios comunitarios.

Al proponer el recorte de la subida, la Comisión pudo echar mano de 'un procedimiento especial contemplado en la regulación de Personal en caso de un deterioro de la situación económica serio y repentino', recuerda la sentencia. Pero no lo hizo, por lo que la rebaja forzada a nivel político 'excedió los poderes' de los ministros, delimitados por las directivas europeas.

Los comisarios reciben al menos 96.000 euros al año tras dejar el cargo

Un funcionario recién incorporado gana, extras aparte, alrededor de 2.600 euros al mes, mientras que un director general con experiencia no cobra menos de 18.000.

Las condiciones son generalmente bastante ventajosas en cuanto a seguridad o flexibilidad laboral, y todo ello teniendo en cuenta que pagan menos impuestos que en su país de origen.

La sentencia deja poco margen de interpretación a los gobiernos, embarcados en otra pelea con la Eurocámara y la Comisión: la de limitar el aumento del presupuesto comunitario.

Los sueldos de los comisarios, todavía más altos, no están incluidos en las tablas salariales de los funcionarios al tratarse de cargos eminentemente políticos, pero también se benefician de ventajas fiscales y un régimen que además les reserva una 'indemnización' generosa al salir del cargo, como reconoció recientemente el Ejecutivo comunitario.

En un período de tres años tras dejar el cargo, un comisario recibe al menos 96.000 euros para tener 'tiempo a encontrar un trabajo tras el mandato' para que no exista conflicto de intereses con sus responsabilidades públicas.

Esa compensación se mantiene incluso aunque el ex comisario encuentre trabajo, siempre que no supere los 20.000 euros como sueldo base anual que percibía mientras estuvo en activo.