Público
Público

"No hay duda" de que el pacto con Colombia es parte de la "estrategia militar" de EEUU

Hugo Chávez ha leído en la cumbre un documento que atribuye a comandos del ejército estadounidense donde se explica el uso de las bases

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La intervención del presidente venezolano Hugo Chávez en la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en la que ha insistido en que 'no hay ninguna duda' de que el pacto con Colombia forma parte de la 'estrategia militar' de EEUU, no ha dejado indiferente a ninguno de los presidentes que acuden a la reunión.

En la cumbre, que se ha organizado de forma extraordinaria para debatir el acuerdo militar Bogotá- Washington, Chávez ha reiterado que 'sería interesante conocer' los detalles del pacto militar y se suma a la petición del presidente brasileño Lula, que insistió en reunirse con Barack Obama 'para que dé explicaciones' y así 'tener más claro de qué se trata esto'. 

Esta petición se ha generalizado tras la lectura que el líder venezolano ha realizado de un documento que ha atribuido al 'Comando de Movilidad Aérea y Estrategia Global de Bases de Apoyo' de Estados Unidos. En este texto se especifica el uso de bases colombianas como la de Palquero o Aruba que, en palabras de Chávez, 'está en las narices de Venezuela'.

El mandatario venezolano insiste en que el documento demuestra que los intereses de EEUU respecto a las bases no son combatir el narcotráfico, sino que la estrategia habla de 'aumentar el alcance a todos los segmentos del globo' y 'el lanzamiento de largo alcance de paracaidistas sin tener que abastecerse en vuelo'. De hecho, Chávez ha subrayado que la colocación de las bases en Colombia permitirá a los aviones abarcar, 'sin abastecerse' de combustible, la mitad del territorio sudamericano.

'Son todos muy inteligentes y sabrán que se está hablando aquí de guerra' ha apuntado, y ha hecho referencia al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, que fue llevado 'primero' a la base estadounidense de Palmerola en territorio hondureño antes de su traslado a Costa Rica, después de haber sido 'secuestrado a punta de pistola' y 'metido en un avión'.


En esta línea, Cristina Fernández, presidenta de Argentina, ha manifestado su intención de conocer el acuerdo entre Uribe y EEUU. Tras escuchar los detalles del documento expuesto por Chávez, Fernández ha manifestado sus dudas respecto al pacto entre Uribe y Obama. 'No creo que se pueden derrotar las maniobras del narcotráfico con aviones militares'. Las características del armamento utilizado en las bases militares habitualmente responde 'más a operativos de guerras convencionales que a dispositivos militares que tengan que ver con la lucha contra el narcotráfico'.

Las bases permitirán a los aviones de EEUU abarcar, 'sin abastecerse' de combustible, la mitad del territorio sudamericano

A pesar de que el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, ha insistido en su intervención en que 'este acuerdo no se puede usar para la intervención de otros Estados', la mayoría de los presidentes sudamericanos han interpretado estas 'operaciones de movilidad' no sólo como desplazamientos para la ayuda en catástrofes, sino también como 'intervenciones en otros países'.

Ante las reacciones que ha provocado el documento de Chávez, el presidente temporal de Unasur, Rafael Correa, ha propuesto evaluar el texto y pedir la reunión con el presidente estadounidense, a pesar de que Uribe se ha mostrado en contra. 'No se puede aceptar que un documento como este nos trate como patio trasero'.

El discurso del presidente de Bolivia  ha sido sin duda el más beligerante de todos.

Evo Morales ha planteado que la Unasur firme una declaración de rechazo a las bases militares extranjeras en Sudamérica. 'Si nadie quiere una base militar por qué no podemos firmar acá un documento que diga que los presidentes de Sudamérica no aceptan ninguna base militar extranjera'.

'No se puede permitir una presencia militar extranjera en nuestro territorio. Es un mandato noble y sagrado que nos dan nuestros pueblos. Pensar que con este acuerdo se va a mejorar una lucha contra el narcotráfico, dudo; sólo es una presencia política militar para controlar a otros países' ha afirmado Morales.