Público
Público

El 'no' de Merkel desinfla las bolsas y la deuda

El Ibex 35 pierde un 0,23% y se acerca a sus niveles mínimos del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La firma oposición mostrada ayer por la canciller alemana, Angela Merkel, a las soluciones que pueden ayudar a frenar la especulación y sofocar la crisis de la deuda en la eurozona llevaron al desánimo a los mercados europeos. Las bolsas del Viejo Continente, en una sesión en la que faltó la referencia de Wall Street (los mercados estadounidenses cerraron ayer por la fiesta del Día de Acción de Gracias), comenzaron la sesión animadas por los buenos datos económicos precisamente de Alemania: su oficina estadística confirmó el crecimiento del PIB del 0,5% en el tercer trimestre, impulsado por la demanda interna (consumo e inversión); y el instituto económico IFO mostró una inesperada recuperación en el índice de confianza empresarial, que, cuando todos los analistas esperaban un nuevo descenso, mostró un ligero repunte que rompe caso medio año de tendencia a la baja.

Pero tras escuchar las declaraciones de Merkel, las bolsas europeas se desinflaron, para terminar la jornada con nuevos descensos, por sexta sesión consecutiva en el caso de los principales índices continentales, la cuarta del Ibex 35, que se acerca a su nivel mínimo en el año. El índice español cerró perdiendo un 0,23%, algo menos que en otras plazas (el FTSE londinense se dejó un 0,24%; el DAX alemán, un 0,54%, y el CAC francés quedó casi en tablas, con un leve descenso del 0,1%).

'El mercado sigue viendo al BCE como única solución', dice un analista

'Las declaraciones [de la canciller alemana] sobre el BCE fueron un mensaje claro al mercado de que no espere nada a corto plazo', dijo Veronika Pechlaner, gestora de fondos de Ashburton European. 'El mercado sigue pensando que la única solución es que el BCE tome medidas. Como no ha habido eso se ha perdido lo que había ganado en la sesión y más', apuntó Javier Galán, gestor de fondos de Renta 4.

UGT pide que se investiguen posibles delitos por los ataques a la deuda

Las palabras de Merkel en Estrasburgo también tuvieron su efecto en el mercado secundario de deuda pública, donde volvieron las tensiones en la última parte de la sesión, después de una apreciable mejoría en los diferenciales de la mayoría de los bonos europeos respecto al bund alemán. Al final, los recortes fueron muy leves, pero en otros casos, como el italiano y el belga, volvieron a empeorar. Las mejorías que se registraron eran engañosas, pues las primas de riesgo se recortaron por un nuevo repunte de la rentabilidad de los títulos alemanes, que en las últimas jornadas han perdido parte de su brillo como activo refugio; su tipo de interés rozó ayer el 2,2%, cuando hace 15 días estaba en el 1,7%. El interés del bono español se suavizó unas centésimas, y su diferencial con el bund se redujo sólo seis puntos, hasta los 443 puntos porcentuales básicos. Por su parte, la rentabilidad del bono italiano volvió a colocarse por encima del 7%, y su prima de riesgo se acercó nuevamente a los 500 puntos.

Los analistas piensan que ya ningún título de deuda europea se escapa a las tensiones, lejos ya de aquellos momentos en los que los ataques especulativos se cebaban con los países de la periferia de la zona de la moneda única. En esta idea coincidió el consejero delegado del banco suizo UBS, Sergio Ermotti, quien considera que ningún país se podrá librar si las tensiones se intensifican. 'El concepto de libre de todo riesgo ya no existe', subrayó Ermotti.

Algunos sectores claman contra la impunidad con que operan los especuladores. Así, las resoluciones del V Comité Confereral de UGT recogen que las autoridades competentes del Estado deberían investigar la posible comisión de delitos previstos en el Código Penal ante la 'persitente y flagrante' ausencia de justificación de las maniobras de los mercados contra la economía española .