Público
Público

"No tengo miedo a la muerte", advierte Aminatou Haidar

La activista saharaui expulsada de Marruecos cumple ya 12 días de huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agua y azúcar. Ese es el único alimento que desde hace 12 días ingiere la activista saharaui de derechos humanos Aminatou Haidar, en su protesta por haber sido traída contra su voluntad a España por orden del Ministerio de Interior marroquí y por no poder regresar a El Aaiún por impedimento del Gobierno español. Confinada en un rincón del aeropuerto de Guacimeta, en Lanzarote, Haidar ha rechazado la recomendación de recibir suero que le hizo el doctor Domingo de Guzmán, director del Hospital Insular de Lanzarote, que cada tarde la visita para hacerle un reconocimiento médico.

La huelga de hambre de la activista saharaui ha situado al Gobierno español en un atolladero de difícil salida. Los apoyos a Haidar aumentan a diario. Ayer, el Parlamento canario hizo una declaración institucional en la que pide el inmediato regreso de Haidar a El Aaiún para reunirse con sus hermanos y sus dos hijos.

Haidar está cada día más débil. Ni siquiera tiene fuerzas para sentarse en la silla de ruedas cuando quiere ir a los aseos o a ducharse. Necesita estar envuelta en mantas, a causa del descenso de su temperatura corporal. No se sabe cuánto peso ha perdido, lo mantiene en secreto, ni quiere que la presionen más para que abandone la huelga. 'Cada día, mis hermanos y mis hijos me dicen que desista, pero yo me niego. No tengo miedo a la muerte', asegura.

La mujer habla muy bajito y apenas hace gestos que supongan un gasto calórico. Sin embargo, y aunque el médico le ha pedido que ni siquiera hable, la activista no para de atender a periodistas y a decenas de simpatizantes con la causa saharaui. Desde las nueve de la mañana, cuando es llevada hasta la colchoneta en la que permanece sentada o tumbada, hasta las nueve de la noche, cuando se retira a un pequeño cuarto cedido por el aeropuerto.

'Mis hermanos y mis hijos me dicen que desista, pero yo me niego'

En contraste con su visible deterioro físico, Haidar mantiene una moral formidable y no ha perdido la capacidad de sonreír. El miércoles recibió la visita de una delegación andaluza de asociaciones de solidaridad con el Sáhara. Ayer lo hizo una delegación valenciana y hoy lo hará una delegación madrileña.

Es ese apoyo 'de alto nivel nacional e internacional', dice, el que la insufla energía. 'Me da mucho ánimo y fuerza sentir tanto apoyo, pero también saco fuerza del convencimiento de que mi lucha es justa, de que la culpa de lo que me está ocurriendo es de Marruecos y del Gobierno español'.

La llegada de Barack Obama a la presidencia de EEUU ha tensado los nervios del rey Mohamed VI, que en septiembre detuvo a siete activistas saharauis en Casablanca que podrían ser condenados a muerte por 'traición a la patria, contactos con el enemigo y ser contrarios a la integridad territorial'. Haidar denunció públicamente esas detenciones.

Éste es el origen del 'secuestro' de Haidar, como ella misma lo califica. La activista (que cuenta con más de 20 galardones, como el Robert Kennedy de Derechos Humanos 2008 y el Silver Rose Award del Parlamento Europeo), estuvo en Las Palmas del 5 al 8 de noviembre y se reunió con miembros del Polisario y otros activistas. Según el periódico Canarias 7, fue estrechamente vigilada por servicios de contrainteligencia marroquíes.

Del 9 al 12 estuvo en Madrid para hacerse una revisión médica y regresó a Las Palmas, desde donde voló a El Aaiún el día 13. Nada más pisar el aeropuerto fue detenida, le retiraron el pasaporte y fue deportada a Lanzarote.

Haidar se niega a recibir suero y sigue tomando sólo agua con azúcar

La Policía española permitió su entrada a pesar de que le habían secuestrado el pasaporte. Para las autoridades españolas es suficiente con que Haidar tenga el documento de residente en España para entrar en el país.

El Gobierno rechaza que Haidar esté secuestrada en España, informa Thilo Schäfer. La activista se niega a aceptar las dos opciones que se le ofrecen para salir de su situación, según fuentes del Ejecutivo. Por un lado, Marruecos invita a la saharaui a solicitar un nuevo pasaporte en un consulado en España, a lo que ella se niega. Tampoco ha aceptado, de momento, pedir el estatus de refugiada en España, lo cual le otorgaría un documento para poder viajar fuera del país.

Las autoridades españolas aseguran que no pueden dejar salir a Haidar sin alguno de estos documentos. Pero el Consejo General de la Abogacía Española comentó ayer que Madrid podría estar incurriendo en 'delitos contra la libertad', tipificados en el Código Penal, y contra el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales del Consejo de Europa, 'que en su artículo 2.2 contempla el derecho a la libertad de circulación, al señalar que toda persona es libre de abandonar un país cualquiera, incluso el suyo'.

El Gobierno ha pedido al Polisario que disuada a Haidar de seguir con la huelga de hambre, pero ella se obstina. 'Marruecos me ha expulsado y España me ha secuestrado. Eso confirma la complicidad de ambos gobiernos. España se equivocó en 1975, porque no sospechaba la determinación del pueblo saharaui. En 2009 se ha vuelto a equivocar, porque no conoce quién es Aminatou Haidar', afirma, en voz muy baja, pero contundente.

1975. La marcha verde
El 6 de noviembre comienza la Marcha Verde desde Marruecos hasta el Sáhara. Ocho días después, España llega a un acuerdo con Marruecos y Mauritania para dejar la región.

1976. La ocupación
Marruecos ocupa dos terceras partes del Sáhara Occidental y Mauritania, el resto. Se proclama la República Árabe Saharaui Democrática. El Frente Polisario declara la guerra a Mauritania y Marruecos. Se establecen los campamentos en Tinduf (Argelia).

1981. La autodeterminación
La ONU aprueba una resolución para la autodeterminación, en apoyo del alto el fuego. Dos años antes, en 1979, el Frente Polisario había expulsado del territorio a Mauritania.

1991. El referéndum
La ONU crea una misión especial para la zona. El 6 de septiembre se proclama el alto el fuego y se establece el 26 de enero de 1992 para la celebración del referéndum. Pero el referéndum no se llega a celebrar y comienzan los sucesivos bloqueos de Marruecos al territorio.

2000. Plan baker
Nueva cancelación del referéndum previsto por la ONU para julio de 2000. En 2001, el Plan Baker establece la autonomía saharaui bajo soberanía marroquí. Pero el Frente Polisario lo rechaza. En 2003, una nueva propuesta del diplomático James Baker es rechazada por ambas partes. En 2004, el estadounidense abandona, decepcionado por la falta de acuerdos.

2009. El apoyo de obama
En 2008, Christopher Ross es nombrado nuevo enviado de la ONU en la zona. En 2009, Francia rechaza que la ONU abarque la supervisión de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Barack Obama envió una carta a Mohamed VI apoyando la autodeterminación. El rey de Marruecos ha anunciado la imposición de la autonomía sin contar con la ONU. / David Bollero