Público
Público

"No se puede permitir que haya ciudadanos de segunda en Europa"

Durante la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano, Amnistía Internacional y la Fundación Secretariado Gitano acuden a Bruselas para pedir una respuesta contundente contra la discriminación de este colecti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Chabolas, ropa tendida, familias cuidando de sus hijos, niños correteando frente al Parlamento Europeo. Un asentamiento gitano plantado frente al Parlamento Europeo, una realidad que acercan Amnistía Internacional y la Fundación Secretariado Gitano a Bruselas durante el Día Internacional del Pueblo Gitano. 'Queremos mostrar los que está pasando en los países de la Unión Europea y con ello, demandar a las instituciones una mayor acción', cuenta Fotis Filippou, organizador de campañas de Amnistía Internacional en Europa y Asia Central.

La acción que han presentado en la plaza del Parlamento Europeo ha consistido en el desalojo forzoso de las familias que se encontraban en este asentamiento. Durante la performance, se ha visto el conflicto entre las fuerzas de seguridad y las familias que viven en las chabolas. Mujeres y hombres arrastrados sin tiempo para recoger sus pertenencias, obreros que destrozan las casas y agentes que desalojan de forma violenta a las personas.

'La Comisión Europea tiene el poder, la capacidad y la obligación sobre los estados miembros para pedir que implementen leyes antidiscriminatorias' 'El pueblo gitano en Europa está discriminado en muchos aspectos de su vida: vivienda, educación, sanidad, empleo o justicia, entre otros', asegura Filippou. 'La Comisión Europea tiene el poder, la capacidad y la obligación sobre los estados miembros para pedir que implementen leyes antidiscriminatorias sobre este tema', critica.

Belén Sánchez Rubio, directora de programas internacionales de la Fundación Secretariado Gitano, cree que 'no se puede seguir permitiendo que haya ciudadanos de segunda categoría en Europa que vivan en condiciones infrahumanas, que no tengan acceso a la educación, al empleo o a la salud'. También recuerda que este colectivo es 'objeto de discriminación por parte de la sociedad e incluso por las propias instituciones europeas'.

La discriminación hacia la comunidad gitana se sitúa sobre un 60% en España Por su parte, la directora territorial en Extremadura de la Fundación Secretariado Gitano, Maite Suarez, plantea que en los últimos años se han producido numerosos avances en España y subraya que en el 'contexto actual' se debe intentar que no se produzcan 'retrocesos'. La crisis está afectando a la comunidad gitana particularmente, señala Suarez. 'En los informes que hemos realizado en los últimos siete años, la discriminación hacia la comunidad gitana se sitúa sobre un 60% en España', puntualiza. Esta directora señala que 'en situaciones de crisis los más desfavorecidos son más vulnerables y tenemos que ser una red de protección hacia ellos'.

Con el Marco Europeo para las estrategias nacionales por la población gitana, la Unión Europea dio un salto 'fundamental', según directora de programas internacionales de la Fundación Secretariado Gitano. Sin embargo, las propuestas que presentaron los países miembros con un enfoque común el pasado 31 de diciembre todavía no se han llevado a cabo.

Sobre estos planes, el europarlamentario Raul Romeva destaca que el elemento presupuestario es 'el más complicado'. 'Está muy bien tener planes de acción pero si no los dotas con un presupuesto para poderlos aplicar, al final sirven de poco', declara a Público. Este eurodiputado cree que en estos planes también se debe implicar a la población gitana puesto que en otras ocasiones se han presentado propuestas 'paternalistas y asistenciales. 'Estamos hablando de una comunidad que está muy bien organizada y que tiene muchos elementos de dinamización, muchas organizaciones y que tienen que ser los protagonistas de los propios procesos', asegura.

Cuándo se pondrán los planes en marcha dependerá de cada país, plantea este eurodiputado. 'Es un tema nacional y cada país tiene sus dinámicas. Hay países que tiene más voluntad política que otros', puntualiza.

'Nosotros como Parlamento Europeo podemos instar a que los países cumplan los plazos de presentación de programa y de aplicación', declara.
No obstante, los países miembro que no están respodiendo acorde a los establecido no reciben una sanción. 'Estamos en un contexto en el que la inacción es peligrosa, en algunos países como Rumanía, Bulgaria, Italia y Francia tendría que haber un toque de atención importante por parte de la Comisión', critica.