Público
Público

No prospera el texto de condena en Arrasate pese al apoyo del PNV por el voto de calidad de la alcaldesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La moción de condena al último comunicado de ETA debatida hoy en el Ayuntamiento de Arrasate (Guipúzcoa) no ha sido aprobada al recibir únicamente siete votos del PNV, EB-Zutik, PP y EA, los mismos con que cuenta ANV, que ha hecho valer el voto de calidad de la alcaldesa.

El rechazo a esta iniciativa propuesta por la única edil del PP se ha producido por la abstención de Aralar, que cuenta con un concejal, y por la ausencia de un edil del PNV, otro de EB-Zutik, y de los cuatro del PSE/EE, quienes ya anunciaron que no acudirían a la sesión plenaria por "dignidad política y hartazgo", al no haber prosperado su moción de censura contra la alcaldesa, Ino Galparsoro.

El pleno, que se desarrolló en un ambiente de tensión, comenzó a las siete de la tarde con los cuatro asientos de los ediles socialistas vacíos y, en su lugar, fotos del ex concejal del PSE/EE de este Ayuntamiento asesinado por ETA, Isaías Carrasco.

Con el salón lleno de público y pancartas con los lemas "Nosotros independencia", firmado por ANV, y "Detenidos, ilegalizaciones y torturas. Ya basta", la concejal del PP, Iciar Lamarain, pidió que se guardara un minuto de silencio en memoria de Isaías Carrasco, a lo que accedió la alcaldesa.

Posteriormente se celebró el pleno ordinario en el que se trataron asuntos municipales y a cuyo término, la edil popular propuso una moción en la que se pedía que el consistorio expresase "su rechazo más absoluto y rotundo al terrorismo de ETA".

El texto mostraba además la repulsa "por los métodos que emplea" la organización terrorista "para coaccionar y amenazar al conjunto de la sociedad" y expresaba la "solidaridad inquebrantable" del Ayuntamiento "con todos los amenazados por el terrorismo" así como el compromiso de "liderar desde las instituciones cualquier iniciativa que contribuya a deslegitimar el terrorismo de ETA".

La moción contó con el apoyo de tres de los cuatro ediles del PNV, dos de los tres de EB-Zutik, -ya que ambos no acudieron al pleno-, así como con el del edil de EA (1) y la del PP (1), mientras que el concejal de Aralar se abstuvo y los siete representantes de ANV votaron en contra, por lo que, ante el empate a siete, la alcaldesa hizo valer su voto de calidad.

Posteriormente se produjeron las intervenciones de los distintos portavoces, entre ellos Rafael Uribarren (PNV) y Iciar Lamarain (PP), que fueron interrumpidos con gritos de "fascistas".

Uribarren explicó que su partido está en contra de la vulneración de derechos humanos, de las torturas, de las ilegalizaciones y de "todos los asesinatos" y pidió un gesto en el mismo sentido a ANV porque, según dijo, "esta sociedad necesita paz y normalización".

Oiana Aramburu, de ANV, señaló por su parte que en Euskadi "se está viviendo un estado de excepción" y que "con todos los movimientos de estas últimas semanas lo que se busca es criminalizar a la izquierda abertzale".

El portavoz de Aralar, José Etxeberria, explicó su abstención porque, según dijo, estaba de acuerdo con los dos primeros puntos del texto, pero no con el tercero ya que a su juicio suscribir "cualquier iniciativa que contribuya a deslegitimar el terrorismo" era dar un "cheque en blanco" al PP.

Ander Rodríguez, de EB-Zutik, y Pello Urizar, de EA, expresaron también sus reticencias con ese punto, pero finalmente apoyaron el texto.

Una vez que se produjo la votación, la edil popular preguntó expresamente a la alcaldesa si ANV rechaza las amenazas que vierte ETA en su último comunicado, si se solidariza con todos los amenazados y si repudia las acciones de ETA.