Público
Público

"Sabemos lo que no queremos"

Los acampados en la plaza Syntagma de Atenas claman contra los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cuidado que no se despierten los griegos'. Esta frase colgaba a finales de mayo en un cartel de la plaza de la Constitución de Málaga, sede del Movimiento del 15-M de la ciudad andaluza. Una foto del cartel recorrió el Mediterráneo hasta herir el pundonor revolucionario de un grupo de indignados griegos que se reunían en una pequeña plaza cercana al ágora de Atenas para buscar alternativas a los bruscos recortes de su Gobierno. Y los griegos despertaron.

El 25 de mayo a ese pequeño grupo de aganaktismenos (indignados, en griego) se le unieron otros cientos que, desde entonces, siguen acampados en la céntrica plaza Syntagma de la capital griega, justo frente al Parlamento heleno. 'Solo sabemos lo que no queremos', apunta Achilles, miembro de la comisión encargada de la comunicación.

Los sindicatos convocan una huelga general de 48 horas

Lo que no quieren es que su Gobierno apruebe el miércoles un nuevo paquete de recortes tal y como le exige la UE. Pero los acampados debaten sobre muy diversos temas en las masivas asambleas generales que se celebran todas las noches y en las reuniones de cada una de las comisiones, que son ya 28. Como dicen ellos, practican la 'democracia directa'.

La parte peatonal de la plaza está tomada por los miembros de este movimiento y sus pancartas, aunque han dejado libre un gran corredor que permite a los viandantes salir del metro y cruzar hasta la calle Ermou, la más comercial de la ciudad. A simple vista apenas hay presencia policial aunque, según confiesa Mateo un español que utiliza ese pseudónimo para identificarse, las fuerzas de seguridad han tratado en varias ocasiones poner fin a su propuesta con gases lacrimógenos y ácidos. Él era profesor de griego clásico en España y, en 2008, decidió irse a vivir a Atenas.

Ayer contaba con esperanza la convocatoria de huelga general realizada por todos los sindicatos griegos para el martes y el miércoles. Tratarán de presionar al Gobierno para que no ponga en marcha esos recortes. Orgulloso, traduce los lemas de los numerosos carteles que cuelgan en la plaza. 'No vendemos, no compramos. Compartimos', o 'fin a la apatía, democracia directa', son algunos de ellos. Bajo el parlamento, además, luce una gran pancarta en castellano que dice: 'No pasarán'.

Por la noche, los acampados debatían qué hacer con el campamento a partir del miércoles, tras la votación en el Parlamento.