Público
Público

El Nobel de la Paz consuela a la Unión Europea en su peor crisis

La Unión, que ya había sido nominada en ediciones anteriores, se ha impuesto al obispo mexicano José Raúl Vera López y a los activistas de los derechos humanos bielorruso Ales Beliatski y rusa Liudmila Alexeyeva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Premio Nobel de la Paz ha recaído en la Unión Europea, según ha informado la Academia sueca en la mañana del viernes. Ese galardón supone un gran consuelo para la institución, inmersa en la peor crisis económica y social de su historia. 

Numerosas autoridades europeas reaccionaron de inmediato con enorme satisfacción y la canciller alemana, Angela Merkel, sostuvo que el premio supone un aval para la maltrecha Eurozona. Para ella se trata de una 'decisión maravillosa' que supondrá un 'notable impulso' en los esfuerzos comunes para el proyecto europeo.

El jurado destacó en su argumentación sus logros para 'el avance de la paz y la reconciliación' en Europa, así como el establecimiento de 'la democracia y los derechos humanos' en el viejo continente. El fallo aseguró que 'el mayor éxito' de la UE es haber logrado que 'la paz, la democracia y los derechos humanos' hayan arraigado en Europa, y que la 'guerra continental', en referencia a la II Guerra Mundial, acabase en 'la paz continental'.

La ganadora de este premio, dotado con ocho millones de coronas suecas (cerca de 930.000 euros), un 20 % menos que el año pasado, sigue en la lista del Nobel de la Paz a las tres mujeres que lo lograron el año pasado, la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, la también liberiana Leymah Gbowee y la activista yemení Tawakkul Karman.

El jurado destacó los logros para 'el avance de la paz y la reconciliación' en Europa

La Unión Europea había sido nominada ya en ediciones anteriores por su papel como 'proyecto exitoso de paz' al lograr la integración de los países del Viejo Continente.

Otros aspirantes para esta edición eran el obispo mexicano José Raúl Vera López, los cubanos Óscar Elias Biscet y las Damas de Blanco y los activistas de los derechos humanos bielorruso Ales Beliatski y rusa Liudmila Alexeyeva. 

Todavía no se ha decidido quién será el representante de la institución europea encargado de recoger el galardón en la ceremonia que se celebrará el 10 de diciembre en Oslo, según ha explicado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde. 'Es algo que todavía debe discutirse y decidirse', ha explicado la portavoz.

Numerosas personalidades y dirigentes de la eurozona han querido también celebrar la noticia. Para el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, supone un 'gran honor', las mismas palabras que también ha utilizado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Barroso ha querido remarcar que 'el comité del premio Nobel de la Paz y, de hecho, la comunidad internacional están enviando un mensaje muy importante a Europa: que la UE es algo muy valioso que debemos conservar, por el bien de los europeos y también por el bien de todo el mundo'.

Daniel Cohn-Bendit: 'La UE debe ahora tratar de lograr un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONUTambién desde la Eurocámara han llegado elogios. Así, el presidente del grupo del Partido Popular Europeo, Joseph Daul, afirmó que la Unión es un 'modelo a seguir en el mundo' y el 'mayor proyecto de paz de la historia, no sólo en Europa, sino en el mundo entero'. Además, el copresidente de los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, ha querido poner el acento en los retos pendientes y ha remarcado que 'la UE debe ahora tratar de lograr, como representante de la paz, un asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y comprometerse a restablecer la paz social en los países europeos en crisis'. 

Y más elogios han llegado de parte del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien ha afirmado que  'la UE ha desempeñado un papel vital en la curación de las heridas de la historia y en la promoción de la paz, la reconciliación y la cooperación en Europa'.