Público
Público

El Nobel de la Paz Liu Xiaobo celebra su 55 cumpleaños recluido en prisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El disidente chino y Premio Nobel de la Paz de este año Liu Xiaobo cumple hoy 55 años, pero celebra la fecha recluido en la prisión de Jinzhou, en el norte del país, donde cumple una condena de once años de cárcel.

En declaraciones a Efe, el abogado de Liu, Shang Baojun, aseguró que las autoridades chinas le denegaron el permiso para visitar a su cliente en el día de hoy.

Sin embargo, Shang dijo desconocer si Liu Xia, esposa del Nobel, había pedido y recibido la autorización para viajar a Liaoning (noreste de China) en el cumpleaños de su marido.

"No puedo mantener contacto con ella, lo único que sé es que sigue en su domicilio en Pekín", relató el abogado.

Efe intentó contactar telefónicamente sin éxito con Liu Xia, quien se encuentra incomunicada y en arresto domiciliario desde que el comité noruego concediese el galardón a su compañero en octubre.

Por su parte, el Gobierno chino, que reaccionó furioso ante la concesión del Nobel al "criminal" Liu, no quiso valorar la efeméride.

"China es un estado bajo el imperio de la ley", se limitó a responder en rueda de Jiang Yu, portavoz del Ministerio de Exteriores, quien agregó que las acciones del Gobierno van destinadas a "salvaguardar la soberanía judicial de China".

Hace poco más de un año, Liu Xiaobo fue hallado culpable de "incitar a la subversión contra el Estado", como coautor de la "Carta 08", un manifiesto firmado por 3.000 intelectuales que pide reformas políticas al régimen comunista.

El Nobel al disidente chino, uno de los protagonistas de las protestas de Tiananmen en 1989, fue el primero otorgado a un encarcelado después del concedido en 1935 el pacifista alemán Carl von Ossietzky, durante el régimen nazi.

Hace dos semanas, su hermano mayor, Liu Xiaoguang, denunció que la cárcel le había avisado de que este mes no podrían visitar al recluso.

Según el hermano, desde que el 8 de octubre se supo que el intelectual era el beneficiario del premio, sus familiares han dejado de recibir las cartas que éste les envía desde la cárcel y tienen las telecomunicaciones controladas.