Público
Público

Dos Nobel y una compositora caribeña colaboran en una ópera inspirada en Sófocles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos poetas, ambos premios Nobel, Seamus Heaney y Derek Walcott, colaboran con la joven compositora caribeña Dominique Le Gendre, en una nueva ópera inspirada en la "Antígona", de Sófocles, cuyo estreno mundial tendrá lugar el 11 de octubre en Londres.

Es la primera vez que el irlandés Heaney, autor del texto poético que sirve de libreto, "Burial on Thebes" (Entierro en Tebas), autoriza una versión para la ópera de uno de sus libros, pero la compositora considera que el recurso a lo que califica de "teatro per musica" se adecúa mucho a la obra original del clásico griego.

"Es una experiencia increíble. Sófocles habría estado encantado. Es una tragedia que exige una gran profundidad emocional", afirma por su parte Walcott, que suma a su condición de poeta la de veterano hombre de teatro y se encarga por primera vez del montaje de una obra de su colega irlandés.

"Tengo una amistad personal con Heaney. Es un gran poeta y un gran amigo. Y yo quiero hacerle justicia al poeta. Es un deber que tengo para con él y para con Dominique (que es de Trinidad)", declara Walcott a Efe durante una pausa del ensayo.

El premio Nobel caribeño dice echar de menos el elemento "trágico" en el teatro actual y afirma que es algo que "requiere poesía y no psicología".

"El teatro moderno lo han acaparado los novelistas y no los poetas, y a mí me gustaría que hubiera más poesía", afirma Walcott, para quien el poeta y dramaturgo T.S. Eliot era, sin embargo, "demasiado elitista" y no "suficientemente vulgar", algo que no ocurre, sin embargo, con William Butler Yeats ni tampoco con Seamus Heaney.

Walcott ha ambientado la acción del drama de Sófocles en torno a la razón de Estado y la conciencia del individuo en una dictadura de Latinoamérica aunque su alcance es naturalmente universal.

También dibujante y pintor, el poeta ha diseñado los decorados y vestuario de su obra y enseña a Efe los minuciosos dibujos que ha hecho de los distintos personajes y en los que Creonte, por ejemplo, aparece como una especie de Trujillo (el tirano dominicano).

Aunque "Entierro en Tebas" es la primera ópera que dirige, Walcott ha trabajado anteriormente con compositores en diversos musicales, de los que dice que son en cierto modo como óperas de nuestros días.

"La música es además una parte importante del teatro en el Caribe, y yo mismo he escrito canciones para ritmos como el calipso o el reggae", dice el poeta y fundador del "Trinidad Theatre Workshop", su gran orgullo: "Es algo grande eso de tener una compañía propia y poder trabajar continuamente con los actores".

Preguntada a su vez por sus influencias musicales, la compositora Dominique Le Gendre señala que el vocabulario de la guitarra -su formación inicial fue como guitarrista- y los compases del flamenco han influido sin duda en su percepción del ritmo.

El productor de la ópera, Harry Ross, ex colaborador de Giancarlo Menotti en el festival de Spoleto (Italia), explica que la compositora ha utilizado, entre otros ritmos, el "rapso", mezcla de reggae y calipso.

"Entierro en Tebas" es un encargo de la Manning Camerata, conjunto fundado por el violinista y director de orquesta Peter Manning, quien se dice interesado desde siempre por la lírica y menciona en concreto a poetas como Ted Hughes, Joseph Brodsky, Heaney y Walcott, todos los cuales fueron además amigos.

Manning, que dirigirá a un conjunto de trece músicos, a los que se suman diez cantantes, dos actores y un bailarín, elogia la resonancia del espectro armónico de la compositora, a la que califica de "magnífica colorista".

Sobre la acústica del Globe Theatre, donde se estrenará la obra, un teatro que reproduce fielmente el original de la época de Shakespeare, el músico británico afirma que es "excelente" gracias, entre otras cosas, a que está construido de madera.

Joaquín Rábago