Público
Público

Trabajo nocturno o rotativo tendría bajo impacto sobre embarazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Algunos estudios sugerían quetrabajar en horario nocturno aumentaría el riesgo de una mujerembarazada de dar a luz antes de término o de tener un bebé debajo peso, pero una revisión señala que si esos efectosexisten, probablemente son pequeños.

Luego de analizar 23 estudios que incluían a miles demujeres, investigadores dirigidos por Matteo Bonzini, de laUniversidad de Insubria en Italia, hallaron que en general eltrabajo nocturno no está fuertemente ligado al riesgo de partoprematuro, comparado con un empleo entre las 9 y las 17 horas.

Las mujeres que trabajaban por la noche o en turnosrotativos tenían una posibilidad levemente mayor de dar a luzun bebé pequeño para la edad gestacional, pero la evidencia nofue lo suficientemente fuerte como para llegar a "conclusionescontundentes", informaron los expertos en la revista BJOG.

"La evidencia actualmente disponible sobre los resultadosde los nacimientos investigados no configura una base sólidapara hablar de una restricción obligatoria al trabajo enhorario nocturno o rotativo durante el embarazo", escribieronlos autores.

En teoría, trabajar en horarios irregulares podría afectarla función reproductiva femenina al modificar el reloj naturaldel organismo e interrumpir la actividad hormonal normal.

Un estudio reciente del Gobierno estadounidense, porejemplo, halló que las enfermeras con turnos de trabajorotativos eran mucho más propensas a tener períodos menstrualesirregulares que aquellas con horarios laborales estables, loque incrementa la posibilidad de que los turnos rotativosafecten la fertilidad. No obstante, se desconoce si es así.

Las investigaciones también arrojaron resultadoscontradictorios sobre si las mujeres con jornadas de trabajonocturnas o rotativas corren más riesgos de tener un partoprematuro o un bebé de bajo peso al nacer.

Sin embargo, muchos factores podrían explicar una conexiónentre el trabajo en horarios rotativos y peores resultados enel embarazo.

Las mujeres con jornadas laborales rotativas ganarían menosdinero, tendrían mayores tasas de tabaquismo o generalmentepresentarían estilos de vida menos saludables que aquellas conuna semana laboral estándar.

Algunos estudios tenían en cuenta muchas de esas variables,pero otros no. La revisión incluyó 23 investigacionesinternacionales, que incluían entre 700 y más de 35.000mujeres.

Cuando los investigadores combinaron los resultados detodos los estudios que observaban el parto prematuro,registraron un riesgo levemente mayor entre las trabajadorasque tenían turnos rotativos -del 16 por ciento- y las que no.

Pero luego, los expertos descartaron algunos estudios queconsideraron de baja calidad, ya sea porque no tomaban encuenta el tabaquismo y el ingreso de las participantes, oporque dependían del informe de las propias mujeres en lugar deregistros médicos.

Sin esos estudios, la relación entre el trabajo por turnosrotativos y el parto prematuro desapareció.

En cuanto al tamaño del bebé al nacer, se registraronriesgos mayores entre las mujeres con horarios de trabajorotativos, que fueron por ejemplo un 12 por ciento máspropensas a tener un bebé pequeño para la edad gestacional.

No obstante, la evidencia no fue estadísticamenteimportante y el mayor riesgo podría deberse al azar, señalaronlos expertos, que agregaron que se necesitan más estudios.

"Mientras tanto, sugerimos que sería prudente, si lascircunstancias de trabajo lo permiten, dejar que las mujeresembarazadas que lo deseen reduzcan su exposición al trabajo enhorarios rotativos y nocturnos", escribió el equipo.