Público
Público

Nokia podría pedir a Apple hasta 1.000 millones de dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apple se enfrenta a la posibilidad de tener que pagar al principal fabricante de móviles Nokia hasta 1.000 millones de dólares (unos 665 millones de euros) por las tecnologías utilizadas en los iPhones vendidos hasta ahora si pierde la demanda presentada por la empresa nórdica, dijeron analistas.

Nokia presentó el jueves una demanda en Estados Unidos, diciendo que Apple había infringido 10 patentes y acusaba al fabricante de intentar aprovecharse de la inversión tecnológica de Nokia.

Apple, un recién llegado a la industria celular, ha logrado una cuota considerable de la gama superior del mercado, pero tiene activos de propiedad intelectual limitados en comparación con sus rivales, cuando todos los vendedores trabajan bajo acuerdos de licencia cruzada.

Neil Mawston en Strategy Analytics dijo que Apple podía tener que pagar a Nokia entre 200 y 1.000 millones de dólares por uso de patentes en 34 millones de iPhones enviados hasta el momento.

Los analistas dijeron que Nokia tiene caso para reclamar tales cifras ya que es uno de los titulares de patentes clave en las tecnologías móviles, junto a Qualcomm y Ericsson.

"Es casi inconcebible que alguien pueda producir un teléfono móvil sin utilizar tecnologías patentadas por Nokia", dijo Ben Wood, director de investigación en CCS Insight.

Un portavoz de Ericsson dijo el viernes que la compañía tiene un acuerdo de licencia con Apple.

Nokia dijo en su presentación ante el tribunal que había hecho varias ofertas de precios a Apple de patentes y sobre la base de la cartera, pero la empresa estadounidense las había rechazado.

Los analistas dijeron que los principales vendedores que llevan en la industria mucho tiempo por lo general pagan un pequeño porcentaje de sus ingresos en concepto de regalías, pero los nuevos operadores podrían pagar más del 10 por ciento del precio de venta a los titulares de los derechos de propiedad intelectual.

"Los costes de las licencias de propiedad intelectual suponen un obstáculo importante para el sector de la telefonía móvil. Como resultado de ello se convierten en contribuyentes netos de las grandes compañías establecidas como Ericsson, Motorola, Nokia y Qualcomm", dijo Wood de CCS Insight.

con funciones similares a las de un ordenador sencillo - como Apple, que entró en el mercado con su iPhone a mediados de 2007.

La anterior gran batalla legal de Nokia acabó el año pasado con una pago único de 1.700 millones de euros (2.550 millones de dólares) al fabricante de móviles estadounidense Qualcomm en el marco de un acuerdo de patentes.