Público
Público

Nokia intenta resucitar de nuevo... en los mercados emergentes

El fabricante de móviles presenta en la India el Asha 501, un terminal con aire de gama alta pero a precio competitivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nokia acaba de presentar en la India su nuevo terminal para mercados emergentes, el Asha 501. Se trata de un teléfono con un precio muy asequible y dirigido a los mercados emergentes, con el que la compañía finlandesa intentará afianzar su posición en este sector. Llama la atención por su aspecto similar a los Lumia con Windows Phone. En la presentación, que se ha celebrado en Nueva Delhi, la compañía finlandesa ha presentado su próximo terminal de gama baja con el que intentará hacerse un hueco en los mercados emergentes. Se trata de un terminal con un diseño que recuerda a otra gama de 'smartphones' de la misma compañía, los Lumia, aunque con unas características menos ambiciosas y sin Windows Phone.

El nuevo terminal inaugura una nueva plataforma de 'software' denominada Asha Platform, que se ha mejorado aprovechando la compra, por parte de Nokia de la compañía Smarterphone. El nuevo sistema cuenta con la característica Fastlane que permitirá al usuario moverse a través del terminal con gestos o movimientos de los dedos. El usuario podrá por ejemplo, por medio de un barrido horizontal, pasar de una pantalla a otra y ver un historial que muestre hasta 50 de las aplicaciones que ha usado anteriormente. La compañía también ha explicado que el Asha 501 cuenta con la función Nokia Browser con la que el usuario podrá ahorrar en el gasto de datos de Internet. Con esta tecnología, los datos que reciba el usuario serán antes almacenados en la nube y comprimidos hasta un 90 por ciento, para que así la navegación sea más rápida.

Los inversores de Nokiahan asegurado este martes al presidente ejecutivo Stephen Elop que está acabando con su paciencia tras sus intentos de alcanzar a líderes del mercado Apple y Samsung en cuanto a las ventas de 'smartphones'. Muchos de los accionistas, que acudieron a la junta general de Helsinki dijeron que Elop debería reconsiderar su decisión tomada en 2011 sobre cambiar su sistema operativo por la nueva versión creada por Microsoft, Windows Phone, elegido por sacar adelante una nueva gama de 'smartphones', los Nokia Lumia.

'Es un buen tipo... y el equipo formado está haciendo en su mejor momento, pero claramente no es suficiente', dijo el accionista Hannu Virtanen a Elop. '¿Es usted consciente de quelos resultados son lo que importan? El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Cambie de estrategia, por favor'. La transición del sistema operativo Symbian de Nokia Windows Phone solo ha llevado dos años. Este periodo ya ha pasado, y aunque los resultados recientes han mostrado un crecimiento en las ventas de los 'smartphones' Lumia, que cuentan con el software de Windows Phone 8, los volúmenes de ventas son insignificantes comparados con las ventas de Apple o Samsung.

Las acciones de Nokia han caído y tienen un valor de 2,72 euros, una parte muy pequeña de su máxima de 65 euros por acción que consiguieron en el 2000. Cuando se les preguntó por qué todavía tenían acciones de Nokia, a pesar de los malos resultados y de una suspensión de dividendos anuales, algunos asistentes admitieron ser sentimentales ya que para ellos la empresa simboliza el renacimiento de Finlandia después de la caída de la Unión Soviética en la década de 1990. Los inversores institucionales han estado menos dispuestos a aferrarse a la compañía; el fondo finlandés Ilmarinen, su segundo mayor accionista, reveló recientemente que había reducido su participación un 27 por ciento en el primer trimestre.