Público
Público

Nokia sale de pérdidas, pero anuncia un recorte de 1.800 empleos

La compañía mejora resultados, pero ve la necesidad de reducir plantilla para crecer en el próximo ejercicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a haber presentado el flamante N8 y entonar un mea culpa sonoro por no ser lo que fueron, éste no está siendo un gran año para Nokia. Sin embargo, el fabricante finlandés de teléfonos móviles obtuvo en los nueve primeros meses de 2010 un beneficio atribuido de 601 millones de euros, con lo que deja atrás las pérdidas de 622 millones de euros que registró en el mismo periodo de 2009, según informó la compañía en un comunicado, que anunció además un recorte de 1.800 puestos de trabajo.

Las ventas netas del fabricante de teléfonos móviles alcanzaron entre enero y septiembre los 29.795 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,7% en relación a los 28.996 millones de euros que facturó en el mismo periodo del ejercicio anterior. En el tercer trimestre de 2010, la compañía obtuvo un beneficio neto de 322 millones de euros, frente a las pérdidas de 913 millones de euros que registró en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas netas de Nokia entre julio y septiembre alcanzaron los 10.270 millones de euros, lo que supone un 4,6% más en comparación con los 9.810 millones de euros que ingresó en el tercer trimestre del ejercicio anterior. En el tercer trimestre, Nokia vendió 110,4 millones de teléfonos móviles, un 2% más que hace un año, pero un 1% menos que en el trimestre anterior. Asimismo, el precio media de venta en entre julio y septiembre se situó en 65 euros, frente a los 64 euros del tercer trimestre del año pasado y los 61 euros del segundo trimestre del año.

El consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, destacó que en las cinco semanas que lleva en el cargo ha encontrado una compañía 'con una gran fortaleza y un historial de logros que no tiene comparación en la industria'. 'Pero la compañía se enfrenta a un momento muy perjudicial en la industria, con unos resultados recientes que demuestran que debemos reevaluar nuestro papel y nuestro enfoque hacia la industria', añadió.

En otro comunicado, Nokia anunció su intención de recortar 1.800 puestos de trabajo en todo el mundo en el marco de un plan para acelerar su transformación e incrementar su efectividad. En concreto, el plan incluye simplificar las operaciones dentro de su división Nokia's Symbian Smartphones, así como llevar a cabo cambios en Nokia's Services y en ciertas funciones corporativas.