Público
Público

Nomura perdió un récord de 3.800 millones de dólares, tras la compra de Lehman

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La casa de valores nipona Nomura Holdings anunció hoy una pérdida neta récord de 342.900 millones de yenes (3.800 millones de dólares) entre octubre y diciembre pasados, trimestre en el que completó la compra de la división asiática de Lehman Brothers.

Las pérdidas antes de impuestos del banco nipón en ese período fueron de 399.500 millones de yenes (4.400 millones de dólares), según informó hoy.

Entre octubre y diciembre de 2007, Nomura Holdings había registrado un beneficio neto de 21.800 millones de yenes (242 millones de dólares).

Nomura se ha visto especialmente afectado por la compra de Lehman tras la bancarrota de ese banco de inversión estadounidense y por la difícil situación económica mundial.

"El último trimestre ha sido fuera de lo normal para nuestro sector y Nomura no ha sido una excepción", apuntó en un comunicado Kenichi Watanabe, presidente y director ejecutivo del grupo financiero nipón.

"Sin embargo, nuestra posición financiera sigue siendo fuerte y estamos viendo los resultados de la integración de nuestra extensa plataforma de clientes en Japón con la franquicia internacional de Lehman", agregó.

Después de la bancarrota de Lehman en septiembre, esta firma japonesa adquirió las divisiones asiática, europea y en Oriente Medio del banco de inversión estadounidense.

Nomura explicó que sus resultados fueron positivos en el mercado japonés, con unos ingresos netos entre octubre y diciembre de 69.700 millones de yenes (774 millones de dólares), pero fueron lastrados por el resultado negativo de 171.100 millones de yenes (1.900 millones de dólares) en los mercados globales.

Ello se debió a que en el último trimestre tuvo pérdidas no contempladas, como la exposición a la estafa Madoff y sus inversiones en Islandia, además de la volatilidad del mercado bursátil.

En cuanto a los nueve primeros meses del año fiscal 2008, de abril a diciembre, Nomura perdió 492.358 millones de yenes (5.470 millones de dólares, frente al beneficio neto de 86.006 millones de yenes (955 millones de dólares) del mismo período del año anterior.

Sus ingresos fueron en esos nueve meses de 518.320 millones de yenes (5.760 millones de dólares), una caída de casi el 65 por ciento.

La casa de valores nipona explicó que repartirá un dividendo con cargo al pasado trimestre de 8,5 yenes por acción y de 25,5 yenes por todo el ejercicio fiscal, si bien anunció que no pagará rendimientos en el último trimestre, entre enero y marzo.

Nomura admitió que es posible que en el actual ejercicio fiscal, que concluirá en marzo próximo, registre números rojos, aunque no realizó una revisión de sus previsiones.