Público
Público

La norma antimorosidad le cuesta 100 millones a Banesto

El banco asegura que pasará sin problemas el 'stress test'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mayores exigencias que ha impuesto el Banco de España a las entidades financieras españolas para hacer frente a la morosidad y a la devaluación de sus activos inmobiliarios tendrá un elevado coste para bancos y cajas. Banesto, que ayer fue el primero en anunciar sus cuentas del primer semestre, admitió que le supondrá 100 millones de euros. Ese dinero saldrá de lo que ha guardado en los últimos meses en la hucha sin un objetivo concreto (provisiones genéricas o subestandard) y podría también restarse de los beneficios del ejercicio.

En el primer semestre, la entidad ganó 381,7 millones de euros, un 6,8% menos que en el mismo periodo del año anterior por el crecimiento de las provisiones voluntarias. La caída fue menor al 8% que se estaba esperando en el mercado. Por ello, sus acciones se revalorizaron un 1,39% en un día en el que el resto de las entidades financieras españolas sufrieron ligeros recortes. La evolución bursátil de la banca sigue muy influida por lo que el viernes de la próxima semana puedan determinar las pruebas de esfuerzo realizadas al sector.

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, aseguró que los análisis que la entidad ha llevado a cabo muestran que no necesitará capital adicional al que ahora tiene, aunque reconoció que en caso de que la deuda pública española tuviera problemas, le provocaría unas 'pequeñas pérdidas' en los 4.000 millones que el banco tiene acumulados en deuda soberana nacional. Aunque esas pérdidas se llegaran a materializar, la entidad no necesitaría una inyección de capital.

Botín reclamó al Banco de España que publique cuanto antes los datos de las entidades individuales españolas, ya que Banesto no aparecerá en los resultados de los stress test europeos porque está integrado en el Grupo Santander, que será el que dé a conocerlos. La presidenta se mostró convencida de que la publicación de estos análisis permitirá que en breve las entidades financieras españolas puedan volver a captar capital en los mercados.

Preguntada por su interés en entrar en el capital de alguna caja ahora que está permitido, dijo que Banesto está centrado en crecer de forma natural, sin compras.