Público
Público

Normalidad en el distrito de Bruselas, pese a la rebelión de los concejales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El proceso de votación transcurre con normalidad en el distrito de Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV), pese a la negativa de los concejales de 17 comunas a organizar la votación, en protesta por el fracaso de las negociaciones para pactar la escisión del distrito, informa la agencia Belga.

La polémica división de esta circunscripción electoral -que engloba a la capital y a varios municipios de la periferia, situados en territorio flamenco-, es motivo de enfrentamiento entre las dos grandes comunidades lingüísticas del país desde hace más de 40 años, y provocó la convocatoria de las elecciones anticipadas que se celebran hoy.

El gobernador de la provincia de Brabante flamenco, Lodewijk De Witte, se ha encargado junto a sus colaboradores y los servicios comunales de garantizar el derecho de voto en los municipios afectados, después de que los concejales anunciaran su negativa a colaborar.

La división de BHV fue ordenada por el Tribunal Constitucional en 2003, pero los partidos políticos no han logrado llegar a un acuerdo sobre cómo hacerlo desde entonces, debido a las diferencias sobre los derechos de unos 150.000 francófonos que viven en municipios de la periferia flamenca de Bruselas (una región bilingüe).

Por otro lado, los técnicos contratados por el Ministerio del Interior para solucionar los eventuales problemas técnicos que pudieran ocurrir durante la jornada electoral ya han efectuado 63 intervenciones calificadas de "menor importancia", según informa el blog electoral del Ministerio.

Más de siete millones de electores están convocados a las urnas para elegir a 150 diputados y 40 senadores de elección directa.

Las 15.391 oficinas electorales han abierto a las 08.00 hora local (06.00 GMT), y cerrarán entre las 13.00 y las 15.00 (11.00 y 13.00 GMT) en función de si cuentan con equipamiento para permitir el voto electrónico (el 40% de ellas) o manual.

En la región de Bruselas y los cantones de habla alemana, todos los electores votan de manera electrónica, mientras que en la región de Flandes lo hace el 49% del electorado y en la francófona Valonia el 20%.