Público
Público

Nortel pide protección por quiebra y sus acciones se hunden

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nortel Networks, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones de Norteamérica, solicitó el miércoles la protección por bancarrota, debido a que la crisis económica mundial ha acelerado el deterioro de una empresa que tuvo mucho éxito.

Nortel, una joya de la bolsa antes de que estallara la burbuja tecnológica a inicios de la década y uno de los mayores empleadores del país, ha sufrido durante años en un sector que ha cambiado radicalmente desde su auge a fines de la década de 1990.

Varios analistas dijeron el miércoles que Nortel tendrá que vender activos, probablemente a precios bajísimos, para sobrevivir, y probablemente deberá pasar por una reorganización.

La compañía todavía juega un papel importante en Canadá, con 32.000 empleados y grandes operaciones en Ottawa, considerado el polo tecnológico del país. Pero en 2000 tenía 90.000.

Una fuerte desaceleración en muchos de sus mercados clave, especialmente en Estados Unidos, exacerbó sus problemas, por lo que la compañía advirtió el mes pasado que su negocio estaba siendo presionado cada vez con más fuerza y que su efectivo y liquidez han seguido deteriorándose.

"Obviamente es una transformación notable desde que era la mayor compañía de Canadá, al valer cerca del 35 por ciento (de la Bolsa de Toronto) en 2000", comentó Gavin Graham, director de inversiones de BMO Asset Management en Toronto.

"Pero es un reflejo de como ha cambiado la industria de las telecomunicaciones", añadió.

Las compañías de telecomunicaciones han ajustado sus gastos en el equipamiento que fabrica Nortel con el fin de reducir costos en medio de la desaceleración económica mundial.

Al mismo tiempo, la firma ha afrontado una feroz competencia de rivales de Norteamérica y Europa, como Alcatel-Lucent y Ericsson, así como empresas asiáticas de bajo costo, como Huawei Technologies.

ACCIONES SE DESPLOMAN

Las acciones de Nortel se han hundido en los últimos meses, para operar a menos de uno dólar canadiense. A mediados de 2000, en la cima de su éxito, cotizaban a 1.100 dólares canadienses, basándose a una consolidación realizada a finales de 2006.

El miércoles, esos títulos caían más de un 60 por ciento, a 15 centavos de dólar canadiense en la Bolsa de Toronto.

La bolsa dijo que estaba revisando el rendimiento de la acción y que podría suspender su cotización.

Antes de la apertura del miércoles, Nortel dijo que junto varias de sus filiales pidieron acogerse al Capítulo 11 de la ley de quiebras en Estados Unidos.

También pidió la protección en Canadá y algunas de sus subsidiarias europeas harían lo mismo.

"Con esto evitan una muerte lenta", dijo Nikos Theodosopoulos, analista de UBS. "La compañía tendrá que vender activos y cambiar su enfoque. No será la misma firma", opinó.