Público
Público

Noruega estudia acusar a Breivik de crímenes contra la humanidad

La pena máxima para el asesino de Oslo sería de 30 años de prisión, por los 21 que propone el delito de terrorismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía de Noruega está estudiando la posibilidad de acusar al asesino de Oslo, Anders Behring Breivik, de crímenes contra la humanidad, en lugar de terrorismo. La diferencia entre ambas, según el código penal noruego, está en la duración máxima de la pena. El primer supuesto establece 30 años de prisión, mientras que el segundo 21 años, tema que ha abierto un debate en el país sobre la dureza de las leyes.

La posibilidad de recurrir a la pena de crímenes contra la humanidad contra un acusado fue introducida en el código penal en 2008 y debe cumplir dos requisitos: la desestabilización de las funciones esenciales de la sociedad y la intención de sembrar el pánico en la población.

Según el fiscal de la Policía que ayer asistió a la primera vista de Breivik ante el juez, Christian Hatlo, se trataría sólo de una hipótesis.

Por el momento, para las leyes noruegas, Breivik es tan sólo sospechoso pese a haber confesado el asesinato de las 76 personas en el atentado con coche bomba en Oslo y la matanza de la isla de Utoya. Y su inculpación oficial no llegará hasta que acabe la investigación policial.

Breivik sigue en prisión después de que ayer el juez pidiera como estaba previsto su retención durante ocho semanas para recabar todas las pruebas y reconstruir la escena de los crímenes. Breivik aseguró ayer durante su vista que no podía 'descartar completamente que participaran más personas en lo que pasó' y Hatlo habló de 'dos células'.

La Policía noruega dijo esta mañana que no descartaba la opción de que Breivik hubiera contado con la ayuda de algún cómplice para perpetrar los ataques.

Ayer la Fiscalía polaca informó de que había interrogado a una persona en Wroclaw por su presunta relación con la venta de los productos químicos que después Breivik habría empleado para crear los explosivos de Oslo. En cualquier caso, según aclaró más tarde la Policía, las sustancias son completamente legales y se pueden encontrar fácilmente e internet. 

El comportamiento de Breivik ha llamado la atención de los medios de comunicación aunque su abogado, Geir Lippestad, parece completamente fascinado por la personalidad del acusado. En una entrevista con el canal NRK dijo que 'tiene una percepción de la realidad completamente diversa a la del resto de los noruegos. Por ejemplo, afirma que en las cárceles noruegas se practica la tortura'.