Público
Público

La novela apuesta por la renovada cara de EEUU

Netherland, de Joseph ONeill, narra la búsqueda de un renacer tras el 11-S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

EEUU busca una regeneración tras el declive moral de los últimos años. Un síntoma de esta necesidad es el apasionado recibimiento que la crítica estadounidense otorgó hace unos meses a Netherland (editorial El Aleph), novela de Joseph ONeill (Cork, Irlanda, 1964) que aborda la búsqueda de un renacimiento personal en Nueva York a través de la quijotesca idea de la fundación de un equipo de cricket en plena era de la psicosis post 11 de septiembre.

'Cuando me lancé a escribir la novela, después del 11-S, EEUU era un país desorientado y perdido. Quería escribir sobre eso y pensé en el cricket, un deporte que practicaban los primeros holandeses de EEUU, como una proyección de América', afirma ONeill, quien lleva afincado varios años en Nueva York.

También como una idea de la vuelta al origen como regeneración. El escritor creó la historia a partir de dos personajes: Hans Van den Broek, un pasivo hombre de negocios holandés y Chuck Ramkin-soon, un excitado antillano con multitud de ideas en la cabeza. Dos tipos de origen extranjero en un país que no acaban de comprender. 'Chuck puede parecer el idealista, pero muere porque comete una serie de errores. Esto significa que no sabe bien por dónde se mueve', explica ONeill.

Entre ellos oscila una mujer que, aunque está retratada con pinceladas el punto de vista es absolutamente masculino, es la que toma las decisiones más importantes para intentar salvar una crisis matrimonial. Una visión que, como ONeill confiesa, 'fue casi lo primero que le interesó a mi agente literaria'.

La narración transcurre meses después de los atentados de las Torres Gemelas y refleja cómo estos afectaron emocionalmente a los individuos. Sin embargo, en la actualidad, ONeill cree que los norteamericanos ya han superado ese trauma, pero 'no el de la Administración Bush, que les ha hecho tanto daño que ha destrozado su capacidad de ver la realidad'. De ahí que, según el escritor, EEUU busque nuevos relatos que creen una nueva historia de la nación. 'Desde luego estamos en un momento de esperanza, pero da miedo pensar que, sin la crisis económica, ahora McCain sería presidente y Sarah Palin, la vicepresidenta', advierte.

ONeill, al que la crítica le ha colocado en primera fila de la nueva narrativa anglosajona, se muestra bastante menos optimista ante una nueva época para la literatura norteamericana. 'EEUU acaba de pasar su edad de oro literaria con Philip Roth, Don Delillo o Thomas Pynchon. Ahora sólo tenemosel vacío', zanja.