Público
Público

La 'nueva crisis', a pleno

Zapatero tendrá la oportunidad de explicar en precampaña que la recesión es global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Congreso, José Bono, tiene desde el jueves la petición de comparecencia urgente del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cursada por Mariano Rajoy, desde la playa de Sanxenxo, a sus lugartenientes en Madrid, y registrada en las Cortes para debatir la nueva fase de la crisis. Bono debería empezar a tomar contacto con los portavoces, si no lo ha hecho ya, para reunir a la Diputación Permanente con el fin de votar sobre la convocatoria de un pleno extraordinario.

¿Que la visita del papa hace difícil encontrar un hueco? Pues, en cualquier caso, la Diputación Permanente puede reunirse la semana próxima y convocar el pleno para la semana del 22, entre la reunión del Consejo de Ministros del viernes, día 19, y la siguiente, el viernes 26 de agosto.

El presidente no ha tenido reflejos para solicitar la comparecencia

¿Que la prima de riesgo de la deuda pública española (e italiana) ha bajado considerablemente por las compras del Banco Central Europeo en el mercado secundario? ¡A buenas horas mangas verdes!

¿Que la Bolsa ha recuperado posiciones el jueves y ayer viernes? Estas no son razones para hurtar a los ciudadanos, o simplemente, dejar de promover un análisis de la nueva situación y la visión de cada uno de los grupos parlamentarios sobre ella.

La versión de que el Gobierno del PSOE ha arruinado el país es caricaturesca

En rigor, José Luis Rodríguez Zapatero tenía que haber mostrado reflejos en estas circunstancias, tanto económicas como preelectorales. Ello hubiese supuesto una propuesta de comparecencia a petición propia en lugar de hacer la política del avestruz.

¿Por qué no esperar a la próxima sesión de las Cortes prevista para el 15 de septiembre? Porque los acontecimientos de estos días arrojan mucha luz sobre la naturaleza y la dimensión de la crisis económica y financiera, europea e internacional.

Ahora que CiU, por la voz de Josep Antoni Duran i Lleida, se ha sumado a la versión de cómic o caricaturesca, según se prefiera, de la crisis, patentada por el Partido Popular y reflejada por una mayoría aplastante de medios de comunicación a saber, que 'el PSOE ha arruinado al país'', precisamente cuando entramos en una nueva fase de esa crisis, se hace más necesario quizá que nunca este debate en vísperas electorales.

Se incuba una recesión que alcanzará a todos los países desarrollados

¿Nueva fase de la crisis? Sí, la alquimia de la Reserva Federal de Estados Unidos, que consistió en insuflar liquidez durante los últimos dos años para sostener un boom bursátil a la espera de la quimérica recuperación en V, ya ha dado de sí todo lo que cabía esperar de una política monetaria cuyo objetivo ha sido sustituir los estímulos, ya finiquitados, de la política fiscal.

Y, ahora, sin estímulos fiscales y monetarios, con el presidente Obama ganado para la causa de la austeridad de Angela Merkel (acuerdo entre demócratas y republicanos sobre los recortes presupuestarios), la economía norteamericana se encamina a una nueva recesión.

Lo más grave es que esta cruzada para ajustarse el cinturón Mariano Rajoy ha vuelto a hacer de cruzado veraniego desde Sanxenxo estos días está ahora sincronizada. Es decir, la recesión que se está incubando parece alcanzar a todas las economías desarrolladas al mismo tiempo.

A la estancada economía española se suma ahora la fuerte desaceleración recesiva que afecta incluso a aquellas que salieron de la crisis a través de sus exportaciones, como es el caso de Alemania.

Los políticos, a juzgar por lo que declaman, parecen describir la economía española como una autárquica, dirigida por un Estado cuyos males han sido provocados por el Gobierno, o una economía socializada. Señoras y señores, tenemos ante nosotros una economía capitalista, donde el mercado dicta las reglas de juego. Y la crisis es uno de sus mecanismos predilectos.