Publicado: 03.03.2014 11:06 |Actualizado: 03.03.2014 11:06

Una nueva embarcación con 15 inmigrantes llega a Melilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Melilla ha registrado la segunda llegada de una patera en dos días a pesar de sufrir rachas de vientos superiores a los 80 kilómetros por hora. Según ha informado la Delegación, se trata de una embarcación neumática, con 15 inmigrantes a bordo, logró esta madrugada acceder a Melilla, sobre la 01.45 horas, por la zona del puerto comercial, a la altura del antiguo faro.

La embarcación, de color negro y cinco metros de eslora, fue avistada por el servicio de vigilancia fronteriza de la Guardia Civil cuando se aproximaba ya al puerto.

Los inmigrantes, la abandonaron por su propio pie y salieron corriendo por las instalaciones portuarias, donde fueron interceptados por la Guardia Civil. A bordo, viajaban 15 inmigrantes, todos adultos y varones, salvo una mujer menor de edad.

Con la ayuda de Cruz Roja, la Guardia Civil les prestó atención y primeros auxilios, les facilitó ropa seca y mantas, y sólo dos de ellos, que ya se encuentran dados de alta, fueron trasladados al Hospital con síntomas de hipotermia leve.

Una vez interceptados, salvo los trasladados al centro hospitalario, fueron conducidos a la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Melilla, para proceder a su identificación y posterior remisión a la Jefatura Superior de Policía, en cumplimiento de la Ley de Extranjería y como paso previo a su ingreso en el CETI.

Siguiendo el protocolo habitual, la menor quedó bajo la tutela de los servicios asistenciales de la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma.

La única incidencia reseñable radica en la embarcación, que se encontraba semihundida, parcialmente rajada y sin motor, bien porque se desprendiera en el trayecto hacia Melilla, bien porque los propios inmigrantes lo tirasen al agua. En la embarcación se encontró una garrafa de gasolina.

El domingo otra embarcación fue rescatada por agentes de Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil con un total de 32 personas a bordo, de los que 31 son varones, una mujer, y cinco de los cuales fueron trasladados al Hospital Comarcal con síntomas de hipotermia leve. Además, uno de los ocupantes, que presumiblemente actuaba como el patrón de la embarcación, ha sido detenido.

Según han informado fuentes policiales, la patera estaba a la deriva por problemas en el motor por el fuerte oleaje. En esos momentos había vientos de 100 km/h y olas de 5-6 metros.

Asimismo apuntaron que los que llevaban flotadores o chalecos es porque habían pagado más por subir a la patera, según declaro el patrón. Fueron avistados por detrás de la escollera del puerto marroquí y el GEAS tuvo que pedir refuerzos al ver que eran tantos. Es de las pateras más numerosas de los últimos meses, ya que hace mes y medio llegó otra con 33, también con temporal. Según dichas fuentes policiales "hoy podríamos estar hablando de 32 muertos" si no es por la Guardia Civil.