Público
Público

La "nueva guardia" de Al-Fatah toma el Comité Central, según un recuento parcial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La denominada "nueva guardia" de Al-Fatah obtendría al menos dos tercios de los 18 asientos en el Comité Central, tras el recuento de la mayoría de votos emitidos por los delegados en el VI Congreso de esa facción palestina.

El principal órgano de decisión del movimiento creado hace cuatro décadas por Yasir Arafat se renovaría así con nombres como Yamal Muheisen, gobernador de Naplusa; Husein Isheij, ministro de Asuntos Civiles, o Mahmud al-Alul.

Según fuentes de Al-Fatah en Belén, entre las nuevas caras figura uno de los dirigentes más carismáticos de Al-Fatah: Maruan Barguti, quien ha sido elegido pese a que cumple cinco cadenas perpetuas en una cárcel israelí.

Considerado en su momento sucesor natural de Arafat, Barguti compartirá presencia en el Comité Central, entre otros, con el antiguo "hombre fuerte" en Gaza y "bestia negra" de Hamás, Mohamed Dahlan.

Una de las mayores sorpresas es que uno de los pesos pesados de la facción, el ex primer ministro y actual jefe del equipo negociador palestino, Ahmed Qurea, podría quedar fuera del principal órgano de decisión.

Según los resultados parciales, los alrededor de 2.350 delegados que participan en la conferencia en la ciudad cisjordana de Belén han excluido del Comité Central a alrededor de la mitad de los diez miembros de la "Vieja Guardia" que aspiraban a la reelección.

En cualquier caso, la inmensa mayoría de los a priori nuevos integrantes del órgano directivo comparten el proyecto de Mahmud Abás, el presidente palestino reelegido el pasado sábado al frente de Al-Fatah para los próximos cinco años.

Los asistentes fueron convocados el domingo a elegir entre 96 candidatos al Comité Central y entre 617 para los 80 asientos del Consejo Revolucionario, que hace las veces de parlamento interno del partido.

Abás nombrará más adelante otros cuatro representantes en el Comité Central.

Uno de los objetivos del Congreso, el primero en veinte años y en territorio palestino, es renovar la cúpula de un partido con una elevada media de edad entre sus dirigentes.

El Congreso tiene previsto cerrar esta noche sus puertas, tras una serie de prórrogas por diferencias entre los delegados que han dejado su duración final en siete días, frente a los tres inicialmente previstos.