Público
Público

Nueva huelga histórica contra los recortes de Wert un día antes de que se apruebe su reforma educativa

Padres, alumnos y profesores vuelven a movilizarse juntos para pedir la dimisión del titular de Educación, que este viernes llevará la Lomce al Consejo de Ministros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La restitución inmediata de los fondos recortados en Educación; la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y la dimisión del ministro José Ignacio Wert. Esas son las peticiones que este jueves reclamará de nuevo la comunidad educativa al completo en las calles de toda España. La huelga general convocada en más de 30 ciudades españolas estará protagonizada, según esperan los promotores de la misma, por millones de personas -entre padres, alumnos y profesores- de todos los niveles de enseñanza.

Según el Sindicato de Estudiantes, se esperan movilizaciones en Barcelona, Tarragona, Tenerife, A Coruña, Santiago de Compostela, Lugo, Ferrol, Vigo, Bilbao, Vitoria, Guadalajara, Pamplona, Valencia, Alicante, Castellón, Granada, Málaga, Sevilla, Oviedo, Zamora, Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia, informa Europa Press. En Madrid, la jornada comenzó esta madrugada con una noche verde en la que cientos de personas se han encerrado en facultades de las universidades Complutense y Carlos III, así como en el Instituto de Educación Secundaria Juan de la Cierva. Esta tarde, a las 18.30 horas tendrá lugar, además, una manifestación que recorrerá las calles de la capital desde la plaza de Neptuno hasta la calle Alcalá (Metro Sevilla), donde se encuentra situado el Ministerio de Educación. 

Además, las protestas no terminarán hoy, día de la huelga general. Aunque sindicatos y plataformas aún no han secundado la propuesta de algunos colectivos como Soy Pública, que pide la huelga general indefinida, sí han preparado otras movilizaciones que continuarán este fin de semana con marchas nocturnas en todas las grandes ciudades que comenzarán y terminarán en puntos significativos de las mismas como las Consejerías de Educación o delegaciones de Gobierno y sedes judiciales, respectivamente. Y es que Lomce, que sólo cuenta con el apoyo del PP, será previsiblemente aprobada en el Consejo de Ministros este mismo viernes. Todo apunta, además, a que también saldrá ratificada de su paso por el Congreso y el Senado, dado que los conservadores tienen mayoría absoluta y el Gobierno ya ha dado por hecho su implantación para el próximo curso en el Plan Nacional de Reformas enviado a Bruselas la semana pasada. 

Este anuncio ha provocado la indignación de la Plataforma por la Escuela Pública, que ayer envió una carta al ministro para pedirle la 'retirada inmediata' de la Lomce. Wert, por su parte, ha dedicado esta semana a defender a capa y espada su normativa en los plenos del Senado y el Congreso. Así, aunque ni su propio hermano aprueba su forma de legislar, el ministro explicó ayer, en la Cámara Baja, su propia interpretación del informe que el Consejo de Estado realizó solicitando la inclusión de Educación para la Ciudadanía en el anteproyecto de Ley y la eliminación de la obligación para las comunidades de sufragar los colegios privados de los alumnos que quieran ser escolarizados en castellano

'La regla de que las Administraciones educativas deberán sufragar los gastos de escolarización cuando los padres o tutores decidan escolarizar a sus hijos en centros privados que utilicen el castellano como vehicular, más allá de las dificultades técnico-jurídicas que podría conllevar su aplicación, no debería figurar en la ley', señala el dictamen. Sin embargo, para el ministro, 'el Consejo de Estado ha manifestado una reserva de carácter procedimental, no sustancial' a este respecto. 'En esas observaciones se reconoce con meridiana claridad que es preciso que la ley garantice el derecho a que el castellano tenga la posibilidad de ser utilizado como lengua vehicular cuando así sea solicitado', añadió Wert, en respuesta al diputado socialista Francesc Vallès, que le acusó de 'cargarse la convivencia lingüística en Catalunya', informa Efe.

Asimismo, Wert defendió también los posibles imprevistos económicos que se pueden derivar de la implantación de su reforma y que costarán más de 408 millones de euros a las arcas de un país en crisis.  'Tenemos que correr el riesgo [de un incremento de costes] si tenemos confianza en el aumento de beneficios', espetó el ministro.

Por otro lado, el ministro dejó entrever que el texto que llevará mañana al Consejo de Ministros puede contener algunos cambios sobre el anteproyecto de Lomce ya conocido [ver pdf aquí]. Así, ha desvelado la nueva nomenclatura que recibirán la asignaturas de lengua cooficial. De haber quedado relegadas, contra la voluntad de la consellera de Catalunya, Irene Rigau, a 'asignaturas de especialidad' pasarán a denominarse 'de libre configuración autonómica', según las citó Wert ayer en el Congreso.

Un día antes, en el Senado, el ministro también mostró cierta debilidad al ser presionado por el senador socialista Vicente Álvarez Areces sobre el aumento de horas lectivas del profesorado y el incremento de la ratio de alumnos por aula, informa Europa Press. 'Esas medidas podrán ser objeto de alguna forma de corrección cuando las circunstancias económicas y fiscales lo permitan', concluyó.