Público
Público

Nueva inspección del juez del recinto de Madrid Arena

Abogados de la víctimas de la avalancha afirman que agunas cámaras de seguridad de los vomitorios eran carcasas y no grababan. Más de 2.000 personas pudieron entrar por la salidad de emergencias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Algunos de los abogados de las víctimas de la tragedia del Madrid Arena han afirmado este miércoles que algunas de las cámaras del recinto, incluidas las del vomitorio donde se produjo la avalancha mortal, eran carcasas y no grababan. Es lo que han sacado en conclusión después de la nueva inspección ocular del recinto que han realizado este miercoles.

El abogado de Rocío Oña, Felipe Moreno, ha indicado que, no obstante, las imágenes de las cámaras que sí grababan están 'perfectamente' y que más de 2.500 personas entraron por la salida de emergencia desde el botellón de los alrededores de la fiesta hasta el interior del recinto justo antes del concierto del DJ Steve Aoki.

Asimismo, el abogado de Belén Langdon, Abdon Núñez, ha apuntado que 3.000 personas o más pudieron colarse en las instalaciones del Madrid Arena cuando empezó dicho concierto aunque tienen que determinar si lo hicieron por la entrada F-14 o por algún otro acceso.

El juez Eduardo López, la fiscal del caso Madrid Arena y los abogados de las partes (tanto de las víctimas como de la acusación popular, de la empresa organizadora del evento, de Kontrol 34 y de Madrid Espacios y Congresos) han realizado este miércoles una nueva inspección ocular al recinto municipal para conocer dónde estaban desplegadas las 127 cámaras de seguridad del recinto en el que el pasado 1 de noviembre murieron cinco jóvenes.

El magistrado ya realizó el pasado 14 de noviembre una inspección ocular al recinto junto con autoridades de la Fiscalía de Madrid, la Policía Nacional y los agentes que esa noche asistieron a la fiesta, estando fuera de servicio. Ese día se comprobó que las puertas estaban abiertas, excepto dos, y no se localizaron las entradas, que aparecieron días después en un pabellón anexo al principal. El recuento judicial concluyó con 16.791, un 58% más del aforo permitido. Igualmente,  el pasado 12 de diciembre, los abogados que representan a las familias de las víctimas y la representación del sindicato Manos Limpias visitaron el pabellón para conocer las dimensiones de los pasillos de salida, así como la pista central.

Antes de la iniciar la inspección ocular al recinto, Abdón Núñez, el abogado de la familia de una de las víctimas de la avalancha en la fiesta de Halloween en el Madrid Arena, ha señalado que el Ayuntamiento no adoptó ninguna medida para controlar el 'botellón' que hubo fuera del recinto y esto tuvo una influencia directa en lo que ocurrió dentro. Para el abogado, las decisiones que se tomaron fueron 'pésimas', se reaccionó 'tardísimo', no se envió a la Policía Municipal y esto tuvo 'una influencia directa' en lo que ocurrió dentro del Madrid Arena.

La investigación del caso que lleva a cabo el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López Palop, es 'perfecta', ha dicho Núñez, quien ha mostrado su confianza en que de forma urgente se solucione la falta de medios del Juzgado para evitar que la instrucción del caso dure cinco o seis años. 'Parece mentira' que el Juzgado no tenga medios, habiendo cinco personas fallecidas, once imputaciones, numerosos testigos y cientos de horas de grabación de imágenes y voces, ha resaltado el letrad.

Por su parte, Felipe Moreno, el abogado de la familia de otra de las víctimas, Rocío Oña, ha indicado que, en esta visita, el secretario judicial levantará acta de una serie de datos objetivos como la anchura y la longitud del vomitorio donde ocurrieron los hechos, así como de la localización de las cámaras, la enfermería y los mostradores donde depositaron a algunas de las chicas, entre otros detalles importantes para la investigación. Además, determinarán cuáles de las 127 cámaras eran las más relevantes y cuáles eran carcasas sin grabaciones, según Moreno, quien ha apuntado que hay que ver por dónde accedieron al recinto las 3.000 personas que estaban en el 'botellón' y se colaron al espectáculo de Aoki.

La Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) ha pedido a las administraciones públicas que difundan un listado de las fiestas de Nochevieja autorizadas, con el fin de que los interesados en acudir puedan saber si el evento al que planean ir tiene o no la licencia preceptiva. Esta de una de las iniciativas de esta organización que, en una nota de prensa, ha pedido a las administraciones públicas que intensifiquen los controles sobre las fiestas de Nochevieja para evitar que irregularidades, como el exceso de aforo, produzcan daños a la salud de las personas que acuden a estos eventos.

El presidente de FUCI, Gustavo Samoya, ha señalado que sucesos como los del Madrid Arena 'marcan' un antes y un después en las fiestas de Nochevieja, por lo que ha considerado que es mejor 'prevenir que curar'. Ha señalado que no se trata de alertar 'innecesariamente' a los ciudadanos sino de que se cumplan las medidas oportunas con el fin de que los jóvenes puedan disfrutar con seguridad. Por último, FUCI ha recordado que las condiciones de acceso a cualquier fiesta tienen que ser públicas y visibles con el fin de evitar que el derecho de admisión se utilice para encubrir discriminaciones.